Enfermera degolló a sus hijos cuando dormían para vengarse de su ex marido

Ocurrió en San Miguel de Tucumán. Las víctimas tenían 4 y 2 años. Ella intentó suicidarse pero sólo se provocó lesiones leves. La pareja se separó en enero cuando ella lo denunció por violencia de género.

587
Nadia Gisella Fucilieri asesinó a sus hijos Marceliano y Pía para "hacerle pagar" a su ex marido.

Nadia Gisella Fucilieri, una enfermera de 29 años, degolló a sus dos hijos de 4 y 2 años, y luego intentó suicidarse, pero sólo alcanzó a causarse lesiones.

El hecho ocurrió en la madrugada del miércoles en una vivienda ubicada en Santa Fe al 1800 en San Miguel de Tucumán, donde ella y los pequeños vivían desde hace nueves meses.

Los primeros informes dicen que la mujer les cortó el cuello con un bisturí. La primera de sus víctimas fue Marceliano, de 4, que estaba dormido, y luego la pequeña Pía del Rosario, que habría presentado cierta resistencia.

Fucilieri se desempeña en un hospital tucumano y estuvo internada a raíz de los cortes que se ocasionó cuando intentó quitarse la vida tras cometer el doble filicidio. Poco después fue dada de alta y trasladada a la División Homicidios donde permanece detenida.

Los investigadores entienden que el aberrante doble crimen fue planeado, ya que previamente, la mujer escribió una carta dedicada a su ex pareja: Aldo Martínez, padre de los niños, de quien se había separado.

En la misiva, ella lo responsabiliza por el hecho que planeaba cometer: “Vas a cargar con estas muertes. Vas a pagar cada gota de sangre de tus hijos”, escribió, entre otras frases.

Nadia y Aldo se habían separado en enero pasado. Ella lo denunció por violencia de género después de una discusión en la que él le había derramado un vaso de gaseosa.

En el trámite judicial, ella había logrado una restricción de acercamiento mientras él pugnaba por un régimen de visita, ya que desde la disolución de la pareja no volvió a ver a los niños.

Esta semana volvieron a verse en una audiencia en la que él ofreció 15 mil pesos en respuesta a su demanda por alimentos, pero ella rechazó la propuesta.

Él había manifestado que temía que ella tomara represalias con los pequeños, por lo que se dispuso una pericia psicológica y una visita social, cuyos dictámenes dejaron en claro que la mujer trataba muy bien a sus hijos. Apenas unas horas después, los mató.

 

Comentarios

comentarios