Empleado municipal fue violado por sus jefes y le enviaron el video a su mujer

Cuatro trabajadores municipales querían hacerle “pagar derecho de piso” pero terminaron “agarrándolo de punto”. Lo violaban periódicamente. La víctima recién hizo la denuncia cuando se viralizó el video.

4312
Las violaciones ocurrieron en reiteradas oportunidades, siempre en dependencias de la Municipalidad de Chascomús.

 

Un empleado de la Municipalidad de Chascomús, de 30 años, fue abusado sexualmente por un grupo integrado por cuatro compañeros, todos ellos superiores suyos, en el corralón en el que se guardaban los camiones de recolección de residuos, área en la que se desempeñaba.

El hecho se mantuvo bajo la más estricta reserva pero de todos modos el caso se ventiló cuando el video que los abusadores habían filmado en plena faena sexual ganó las redes sociales y se viralizó llegando incluso a la esposa de la víctima, enviado por los propios depravados.

Recién ante la evidencia el joven violado decidió radical la denuncia penal contra sus jefes, y aseguró que la escena que había sido de público conocimiento no fue el único sometimiento sufrido, sino que ya le había tocado pasar por varias situaciones similares a lo largo de un año.

El periodista local Ángel Bruno le dijo a HDP que incluso cuando todos conocían el caso, y aunque el video se había vuelto viral, los vecinos sólo hacía referencia al caso muy por lo bajo. Y los amigos de la víctima habrían sido quienes lo convencieron de denunciar a los violadores.

El padre de la víctima expuso la situación ante el secretario de Obras y Servicios Públicos y al director de Desarrollo Sustentable el sábado 7 de mayo, y estos trasladaron el caso al área de Recursos Humanos. El lunes 9, el intendente Javier Gastón dispuso la suspensión sin goce de haberes de los agentes denunciados.

Con el episodio judicializado, la fiscal N° 9, Daniela Bertoletti Tramuja, solicitó la detención de los cuatro depravados identificados en el video, pero el juez Cristian Gasquet desestimó el planteo al entender que el delito endilgado “no constituye un delito sexual gravemente ultrajante”.

La novedad indignó a toda la comunidad de Chascomús y un gran número de usuarios aseguran que es casi una leyenda urbana que estos abusos ocurren a menudo, “como joda”, en varias dependencias públicas y advierten que el desinterés del juez avivaría estas prácticas.

Comentarios

comentarios