Embarazada y su bebé murieron esperando una cesárea en el hospital de San Martín

Gabriela Acuña tenía programada una cesárea para el 28 de octubre pero parto se precipitó. En el hospital la mandaron a su casa pero se descompensó y esperó casi dos horas una cesárea de urgencia.

37468

Gabriela Anahí Acuña, madre de tres nenas, iba a dar a luz a su cuarto hijo el próximo 28 de octubre. Pero ella y la bebé que esperaba murieron esperando atención en el hospital Félix Pértile de General San Martín.

El miércoles a las 2.30 Gabriela y su esposo corrieron al hospital cuando ella comenzó a experimentar dolores de parto, pero en la Guardia le volvieran a su casa. Por más que insistieron no lograron convencer al personal y al salir del edificio ella se desmayó.

Su marido la trasladó a Emergencias pero el médico de guardia dormía. Lo despertaron, la vio y pidió que la llevaran a Maternidad. Ahí esperó una hora, gritando que se ahogaba, que no daba más, pedía que la lleven al quirófano.

Al cabo de ese tiempo la llevaron a la sala de parto y media hora después un médico salió a informarle al marido que Gabriela y su hijita murieron, según relató Ramón de Jesús, hermano de su marido.

Los familiares de Gabriela creen que demoraron la cesárea esperando a los médicos o con la intención de que diera a luz de manera natural, a pesar de que no habría modo porque la bebé estaba “de cola”.

Además, denuncian que no es el primer caso. “Los pobres morimos en el hospital. Nos están matando”, dijo De Jesús, y advirtió: “Ahora el hospital va a decir cualquier cosa, van a tapar todo”.

Comentarios

comentarios