El mensaje de la mafia china: “prepará 50.000 dólares, si no, te mato”

Villa Crespo. Eso decían los carteles que tenían cinco ciudadanos chinos detenidos en la puerta de un supermercado. Creen que habían ido hasta ahí para amenazar al dueño. Tenían un listado de otras víctimas.

533

El mensaje de la mafia china. Los investigadores están convencidos de que tienen en sus manos a una importante banda de la denominada “mafia china”. Su método era muy sencillo: hacían carteles y los dejaban en la puerta de los supermercados para amenazar a sus propietarios. “Dueño: después de tres días prepará 50.000 dólares, si no, te mato”, decía uno de los mensajes que repartían.

Todo empezó el martes, cuando la Policía Federal detuvo a cinco ciudadanos chinos acusados de intentar extorsionar a un compatriota, dueño de un supermercado del barrio porteño de Villa Crespo.

Ese día, los agentes observaron movimientos sospechosos en Araoz al 900. Un auto de alta gama pasó varias veces delante de la puerta de un supermercado chino. Cuando el coche paró frente al local, los policías detuvieron a todos sus ocupantes.

Adentro del auto, encontraron varios carteles. Luego, con la ayuda de un comerciante de la zona, descubrirían que el mensaje escrito en chino era una clara amenaza.

Los investigadores creen que los cincos detenidos habían sido enviados por “alguna organización vinculada a la mafia china que suele extorcionar a los comerciantes”, según aseguró una fuente del caso a la agencia Télam.

La jueza Silvia Ramond, encargada del Juzgado de Instrucción 37, ordenó que los cinco imputados quedaran detenidos en el marco de una causa caratulada, por el momento, como “averiguación de ilícito”.

Sin embargo, los investigadores apuestan a poder avanzar sobre la organización que estaría detrás de esos ataques. Durante la detención de los sospechosos encontraron una pista importante: una lista de comercios elegidos para dejar las amenazas.

Además,  detectives de la División Defraudaciones y Estafas de la Policía Federal se presentaron en la comisaría 25° para explicar que estaban investigando a los mismos sospechosos por una serie de amenazas.

Según informaron fuentes del caso, la misma banda habría estado detrás de las extorsiones sufridas por otros dos compatriotas, propietarios de locales ubciados sobre la avenida Córdoba al 5500 y 5800, en el barrio de Palermo.

Entre los celulares secuestrados a los cinco sospechosos, había algunos cuyo número de teléfono coincidía con las líneas a las que los comerciantes extorsionados debían llamar para “negociar”.

Antes de la detención concretada el miércoles, ya se había inició una causa judicial a cargo de la fiscal Cinthia Oberlander, de la Fiscalía Nacional de Instrucción 17, por “amenazas”. En el marco de ese expediente, estaba previsto hacer una “entrega programada” del dinero reclamado en las amenazas. Sin embargo, ese procedimiento no llegó a concretarse.

Según informaron fuentes de la investigación, la mayoría de los detenidos vive en un otro supermercado chino, ubicado sobre la avenida Entre Ríos, en el barrio porteño de Constitución. Ahora, todos ellos estan a la espera de que la jueza Ramond resuelva si los cita a indagatoria o si transfiere toda la causa al juzgado donde se trabaja sobre las extorsiones previas.

Comentarios

comentarios