El Gobierno le “arregló” a Sarmiento una millonaria deuda con la Policía

El ministro Martín Nievas, y el intendente de Resistencia y presidente de la institución: Jorge Capitanich, firmaron un convenio para la utilización de las instalaciones del club por el importe de 1.086.933 pesos adeudados por “servicio adicional”. El tema indigna a los otros clubes.

5127
Capitanich consiguió "facilidades" para que su club afrontara una deuda con la Policía provincial contraída durante su gestión como gobernador.

 

El Gobierno de la Provincia, a través del ministro de Seguridad: Martín Nievas, y el Club Atlético Sarmiento, representado por su presidente, el intendente de Resistencia y ex gobernador Jorge Milton Capitanich, firmaron un convenio de “cancelación de deuda” contraída por la prestación de servicio de seguridad y vigilancia prestado por la Policía en diversos espectáculos deportivos llevados a cabo en el Estadio Centenario.

En el documento se desglosa la deuda que asciende a 1.086.933 pesos: 83.312 pesos del encuentro amistoso de rugby entre Los Pumas y Barbarians, disputado el 1 de junio de 2011; 607.060 pesos del superclásico Boca-River, del 25 de enero de 2012; 50.800 del cuadrangular Sub 20 celebrado el 28 y el 30 de junio de 2012 por los seleccionados de Argentina, Brasil, Uruguay y Chile; 277.368 pesos del partido entre las selecciones de Argentina y Brasil, el 3 de octubre de 2012, que finalmente no se disputó por el papelón del apagón en el estadio; y, finalmente, 68.453 pesos del partido entre Crucero del Norte y River, del 26 de septiembre de 2015 por el torneo de Primera División de AFA.

En el convenio, la Provincia acepta que Sarmiento cancele la deuda a través de la contratación de sus instalaciones para determinada actividades relacionadas al 49° Curso de Formación para Oficiales Subayudantes de la Policía durante 2016; plazo prorrogable en caso de que la contraprestación no alcanzara para cubrir lo adeudado.

El convenio se firmó el pasado 21 de marzo, pero recién en las últimas horas llegó a conocimiento de la dirigencia de otros clubes de la Liga Chaqueña, a los que no les agradó que Sarmiento contara con ciertos privilegios a la hora de hacer frente a sus deudas con entidades oficiales como la Policía. “A nosotros nos exigen pagar en efectivo y, en algunas ocasiones, hasta por adelantado, y ahora nos encontramos con esto”, fue una expresión común de varios presidentes de comisiones directivas.

Ninguno de los dirigentes que accedieron al convenio tiene dudas sobre el porqué de un trato tan desigual. Es que, por obvias razones, no se puede negar la “proximidad” de Capitanich con el gobierno de Domingo Peppo, lo que obliga a los otros clubes a enfrentar a “El Decano” en una disputa desleal, ya que mientras todos tienen que agudizar su ingenio para equilibrar la ecuación financiera, el club del intendente Capitalino accede a facilidades extraordinarias para hacer frente a sus deudas.

Por otro lado, llama poderosamente la atención que la deuda se haya acumulado a lo largo de 4 años, casualmente durante la gestión de Capitanich como gobernador, y que la provincia recién haya efectuado un reclamo formal en 2013, cuando Juan Carlos Bacileff Ivanoff asumió la titularidad del Poder Ejecutivo en reemplazo de Capitanich, que pasó a desempeñarse como jefe de Gabinete de la Nación. A partir de entonces, no hubo registros de deuda, de lo que se deduce que el club abonó a la Policía cada uno de los servicios adicionales contratados, pero en 2015, con la vuelta de Capitanich al gobierno, volvió también la falta de pago.

Por qué Capitanich no firmó este convenio antes de dejar la gobernación en vez de hacerlo con la administración de Peppo es otro planteo de sus pares de otros clubes. La respuesta es sencilla: porque tendría que haber firmado en representación de ambas partes, lo que hubiera sido un convenio mucho más leonino aún.

Comentarios

comentarios