Echaron de Misiones a “piqueteros” chaqueños por temor a usurpaciones

734
El micro con integrantvs de una organización social de Chaco fue escoltado por la Policía, obligado a retirarse de Alem.

Unas 60 personas oriundas de Chaco fueron expulsadas la noche del viernes de la localidad misionera Alem después de que los propios vecinos denunciaran su presencia en una vivienda del barrio Villa Libertad.

Los medios locales asociaron la presencia de “integrantes de una organización social” chaqueña al movimiento local Unidos por los Compañeros, que lidera Natanael Ferreyra, con quien se reunieron el viernes por la tarde.

El contingente había arribado la siesta del viernes a bordo de un colectivo. Y, según las autoridades policiales, habían ingresado “legalmente” a Misiones, con los permisos y test para la detección de coronavirus correspondientes.

Pero esto no conformó a los vecinos de los barrios Villa Libertad y Cámpora que se quejaron por las faltas al protocolo de bioseguridad del grupo cuando en esa localidad no están permitidas las reuniones de más de 20 personas.

Además, desconfiaron que el motivo de su presencia fuera turístico, y apuntaron a la posibilidad de que tuvieran intensiones de sumarse al movimiento local para usurpar tierras, algo que el mismo Ferreyra había adelantado que ocurriría la próxima semana.

El líder piquetero local encabeza periódicamente cortes en la ruta de acceso a Alem. En noviembre pasado fue detenido por amenazar a un policía con una motosierra, pero escapó del patrullero con las esposas puestas, de las que lo liberaron sus seguidores valiéndose de una amoladora.

Casi un año atrás el Gobierno misionero le había cedido un terreno y herramientas para sembrar pero el microemprendimiento no prosperó y continuaron las protestas.

Días atrás había dicho que un movimiento chaqueño con uno de sus hermanos al frente llegaría en cualquier momento a Alem para potenciar sus protestas.

La preocupación de los vecinos se exacerbó al ver sue el anunció se cumplió, y presionaron a las autoridades para que expulsaran a los recién llegados, algo que finalmente ocurrió poco antes de la medianoche.

Para asegurarse de que abandonaran la ciudad, el colectivo fue escoltado por la Policía y los propios lugareños hasta la rotonda de acceso.

Comentarios

comentarios