Echaron al director del hospital de Fuerte Esperanza que denunció la falta de médicos

René Mercado fue removido el día que pensaba plantear la situación sanitaria de la zona ante el gobernador Domingo Peppo en la reunión del Gabinete Itinerante en Juan José Castellí. Antes había denunciado que el hospital no tuvo médicos durante 15 días.

137390
René Mercado fue echado del cargo mediante un mensaje de texto.

El enfermero René Mercado fue director del hospital de Fuerte Esperanza hasta el último viernes, cuando las autoridades sanitarias de la zona lo relevaron del cargo, algo que le notificaron vía mensaje de texto.

Ese día, el entonces director se aprestaba a asistir a la reunión con el Gabinete Itinerante que se congregó en Juan José Castelli el viernes y el sábado pasados, encabezado por el propio gobernador Domingo Peppo.

Mercado pensaba plantear en persona la preocupante falta de profesionales en el hospital, después de haber denunciado administrativamente e incluso a través de las redes sociales apenas unos días antes, que ese nosocomio pasó 15 días sin médicos.

La comunidad tomó su remplazo en el cargo como una represalia por su queja y como la manera de evitar que llegue con sus reclamos al Gobernador. Él, escribió una carta dirigida a “la comunidad de Fuerte Esperanza”, donde reiteró críticas a la “manipulación” de los recursos humanos de parte de los funcionarios.

La carta expresa textualmente:

“Es de su conocimiento que hace tres meses se me designó como director del hospital Fuerte Esperanza. Lugar donde llevo diez años trabajando y dando todo por el servicio y la gente. Cargo que no me hizo sentirme más, sólo un reconocimiento si se quiere al sacrificio y entrega. Hoy debo informarles que desde la coordinación de la Región Sanitaria, por “decisión ministerial” (ponele), se me saca de esta función. Sin motivos algunos.

Cabe destacar que durante estos tres meses he puesto en marcha acciones, he fortalecido el servicio, he fortalecido los distintos programas que hacen a la salud pública, que no me consta a mí sino a la población. Trabajando de lunes a domingo. Sin tomar un día de licencia.

No me duele dejar el cargo, como siempre lo dije, jamás me sentí superior a nadie. Duele ver manipulados, como somos, por quienes “dícese” tienen el poder. Atropellados por personas que no conocen las necesidades de la gente. Que sólo tiene una meta: ambicionar poder.

Pero la Salud no es para eso. No estamos para sumar o quitar votos, estamos para satisfacer las necesidades de una población. Yo tengo humildad y dignidad, cosas que jamás podrán corromper y es por ello que van contra mí. Pero créanme que no es contra mí, es contra ustedes. Ustedes me conocen y saben que soy esa cara visible día y noche en el hospital.

Qué triste encontrar gente que se presta para estas cosas, colegas con falta de ética, que son capaces de jugar tan bajo con tal de conservar sus figuras. Pero no todo en la vida es poder.

No sé quien leerá esto ni quien comentaré. Sélo pido a la gente que reflexione sobre estos atropellos, porque no es el primero que pasa. Ustedes también tienen voz y decisión. ¿Seguirán permitiendo que pasen estas cosas?

Gracias a quienes leen y a quienes comparten el pensamiento. Gracias a quienes me respaldan.”

 

 

Comentarios

comentarios