El partido de Sampayo llama inútil, ignorante, bruto e inmaduro a Gustavo Martínez

Lo identifican como “candadito” Martínez y le recomiendan “crecé pibe”. La bronca se desató por el rechazo del concejal a la renovación de contratos con empresas cuestionadas por el PJ durante la gestión de Aída Ayala.

562

 

 

 

Referentes del Partido de los Trabajadores Municipales del Chaco, que lidera el sindicalista Jacinto Amaro Sampayo, salieron públicamente a fustigar al presidente del Consejo Municipal de Resistencia, Gustavo Martínez, por la postura crítica hacia las decisiones del intendente Jorge Capitanich que expuso en los últimos días.

Gustavo Martínez se dijo abiertamente contrario a la renovación de los contratos con las empresas Pimp SA, encargada de la recolección de residuos; Relevamientos Castastrales, para el cobro de impuestos, y Government Solutions, que tiene en sus manos el cobro del estacionamiento medido. También rechazó el veto a la creación de la Sindicatura Municipal.

Al fundamentar su postura, Martínez remarca: “No podemos hacer lo que durante 12 años le criticamos al gobierno de Aída Ayala”, en relación a la continuidad de las empresas que el PJ asoció con la administración de la exintendenta radical y levantó sospechas de corrupción tras los convenios firmados con la Municipalidad. En la última semana, además, había asegurado que “todos sabemos que detrás de esas empresas hay gente de adentro de la Municipalidad”, aunque no dio nombres.

En un tono despectivo, los partidarios de Sampayo, lo llaman “candadito”, y no escatiman al describirlo como “burro” y “bruto” y al aseverar que no conoce nada de la Municipalidad ni las áreas que la componen, ni sus problemas, ni cumple con las funciones institucionales inherentes a su cargo. Y, en el mismo sentido, deducen que su rechazo al veto a la Sindicatura se debe sólo a la frustración por no poder incorporar a ese organismo gente “apadrinada” por él.

Para completar, dicen que “sus progenitores y algún “peruca” doctrinario del palo sano, coincidiría con esto que decía Juna Domingo Perón: “He visto malos hacerse buenos, pero nunca ví un bruto volverse inteligente”, y le recomiendan: “¡Crecé pibe!!!”. Para ellos, Gustavo Martínez es “más de lo que se merece” y se resiste a admitir que el intendente es Capitanich. Para ellos, el concejal se autotitula “líder, pero no puede llevar gente sin valerse de choripanes y prebendas”.

Comentarios

comentarios