Completamente ebrio se durmió esperando el semáforo frente a Tránsito

311
Los inspectores encontraron profundamente dormido al conductor de un Corsa en la esquina de la Dirección de Tránsito.

El conductor de un Chevrolet Corsa se detuvo la mañana del domingo en el semáforo de la esquina de avenida San Martín y calle Boggio, a metros de la Dirección de Tránsito de la Municipalidad de Resistencia.

Cuando llegó su turno, no vio la luz verde: estaba profundamente dormido al volante.

Al advertir la situación, varios inspectores se aproximaron y lograron despertarlo al cabo de unos minutos.

Para quitarse la duda sobre su lucidez, lo sometieron a un test de alcoholemia que arrojó un resultado récord: 2,25, casi 5 veces el límite máximo de 0,5 tolerado para conducir automóviles.

Comentarios

comentarios