Drogaron, violaron, empalaron y asesinaron a una adolescente en Mar del Plata

Hay dos hombres detenidos y buscan a un tercer implicado. La autopsia reveló que fue violada y le introdujeron un objeto romo en el año que le provocó un paro cardíaco. Le habían suministrado gran cantidad de cocaína.

837

La fiscal de Mar del Plata María Isabel Sánchez aseguró que la adolescente de 16 años que murió el fin de semana en una sala sanitaria de dicha ciudad balnearia fue drogada y “sometida a una agresión sexual inhumana” que le causó la muerte por un paro cardíaco.
Por el caso fueron detenidos fueron identificados como Matías Gabriel Farías, de 23 años, y Juan Pablo Offidani, de 41, hijo de un reconocido escribano de Mar del Plata.
El hecho ocurrió en la madrugada del pasado sábado, cuando la chica fue llevada por esos dos hombres a la sala sanitaria del barrio Playa Serena, en el sur de la ciudad, donde los médicos intentaron infructuosamente reanimarla.
El cuerpo, aparentemente, había sido lavado antes de ser llevado al médico, en una maniobra que, según sospechan los investigadores, habría intervenido una tercera persona que está siendo buscada por la Policía.
Los dos hombres que llevaron a la chica se fueron del lugar, pero poco después la Policía los detuvo.
La fiscal dijo que la víctima fue “sometida a una agresión sexual inhumana” y afirmó que la muerte se produjo por “un excesivo dolor” que desemboca en un paro cardíaco, luego de que le introdujeran un elemento duro y romo por vía anal.
Según relató, los agresores primero drogaron con cocaína a la chica, por lo que el cuerpo no presentaba signos de defensa. Así, fue sometida sexualmente por al menos uno de ellos y terminaron empalándola.
Los dos detenidos serían vendedores de droga y el viernes pasado habrían sido contactados por la víctima porque quería comprar un cigarrillo de marihuana, según dijeron amigas de la adolescente.
La fiscal cree que Farías y Offidani le proveyeron marihuana y lograron establecer un vínculo con ella, y en ese contexto, le habrían suministrado una gran cantidad de cocaína, algo que para la víctima “no era habitual”. “Estaba todo preparado para que pareciera una sobredosis, pero los resultados de la autopsia fueron contundentes. Fue sometida a los más bajos instintos sin posibilidad de defenderse”, concluyó.

Comentarios

comentarios