Doble femicidio: uno de los detenidos fue noticia un día antes del hallazgo de los cuerpos

Hace diez días un exconvicto de 28 años fue “demorado” por “conducción peligrosa” en Sáenz Peña. Este martes fue detenido, sospechado de tener relación con el asesinado de Magdalí y Fátima, degolladas en Quitilipi.

1658

El sábado 7 de abril un hombre identificado con las iniciales HSS fue demorado por “conducción peligrosa” en Presidencia Roque Sáenz Peña, después de embestir con un Audi A3 a varias personas.

HSS conducía alocadamente cuando atropelló a una pareja de jóvenes en la esquina de la avenida 28 y la calle 21, frente al barrio Yapeyú. Y al ser interceptado por un móvil del 911 escapó pisándole un pie a una policía. Pero terminó la carrera al embestir varios obstáculos en la avenida 28 y 1, en el acceso al barrio Tiro Federal.

Ahí intentó escapar a pie, abandonando el automóvil, pero fue alcanzado y reducido.

La jueza Celia Altamiranda dispuso su detención por conducción peligrosa, aunque fue liberado poco después.

HSS tiene antecedentes: salió de la cárcel dos meses antes, luego de cumplir una condena en una causa por drogas.

Vinculación con el doble femicidio

Este martes la jueza Mariana Benítez, a instancias de la fiscal Liliana Lupi, ordenó allanar su vivienda del barrio Monseñor de Carlo, donde fue detenido y se procedió al secuestro de cinco celulares; un puñal, dos pares zapatillas, una Tablet, un jeans, una batería para celular, una caja de 50 cartuchos calibre 9 milímetros, un Handy y un sillón con manchas rojizas que podrían ser de sangre.

La fiscal sospecha que éste hombre pudo haber participado de los asesinatos de Magdalí Romero, de 22 años, y Fátima Florencio, de 18, oriundas de Machagai, halladas degolladas, desnudas y en estado de descomposición en la zona rural de Quitilipi, al día siguiente del raid de HSS por la avenida 28 de la Ciudad Termal.

En el marco de esta investigación, la fiscal Lupi dispuso el secuestro del Audi que aún estaba en poder de la jueza Altamiranda, que investigaba si los daños que presentaba correspondían a los episodios conocidos o había protagonizado otros que no habían sido denunciados.

Armas, vehículos y drogas

Paralelamente, este martes se allanaron otras dos viviendas en Sáenz Peña: en el barrio Aipo, donde hallaron una notebook, cuatro celulares marca Samsung y tres tablets; y en el barrio Solidario, donde secuestraron cuatro celulares, tres gramos de cocaína y 18 gramos de marihuana.

Y hubo un cuarto allanamiento en General Pinedo, donde fue detenida otra persona y se procedió al secuestro de once celulares, cuatro notebook, una Tablet, dos pares de ojotas, una moto Honda y una camioneta Ford Ranger.

Las cámaras de seguridad

Para llegar a esta instancia de la investigación fue clave la grabación de una cámara de seguridad de una estación de servicio de Quitilipi, donde fue hallada la moto de una de las víctimas.

En ellas se apreciaría a los sospechosos y otras personas junto a las chicas en un momento que guarda relación con los instantes previos a su desaparición.

 

 

Comentarios

comentarios