Diputados aprobó el primer Presupuesto de Macri con 177 votos a favor y 58 en contra

Con una mayoría contundente, la Cámara de Diputados aprobó en general y empezó el debate en particular del proyecto de Presupuesto, una iniciativa que incluyó varios cambios de último momento para repartir más fondos a las provincias.

160
Una amplia mayoría avaló el primer Presupuesto de la gestión de Mauricio Macri.

El proyecto tuvo 177 votos a favor, 58 en contra y 4 abstenciones. Además del oficialismo y sus habituales aliados, respaldaron la iniciativa el Bloque Justicialista, el Frente Renovador, parte del Frente Amplio Progresista (FAP) y parte del Frente para la Victoria (FPV), que quedaron divididos. En contra votó la gran mayoría del FPV y los bloques de izquierda. Las abstenciones corresponden a Libres del Sur y a Héctor Daer, integrante de la cúpula de la CGT.

En una votación aparte, los diputados aprobaron también la limitación en el uso de los superpoderes, que podrán alcanzar como máximo una reasignación de las partidas equivalente al 7,5 por ciento del presupuesto, el año que viene. El porcentaje se reducirá al 5 por ciento desde el 2018. La votación fue de 230 de votos positivos y 6 negativos, pese a que el kirchnerismo propuso que el límite sea del 2 por ciento desde el año que viene.

El texto aprobado dejó afuera la partida de 100 millones de pesos que el FPV y el Bloque Justicialista reclamaban para pagarles a los diputados del Parlasur, una propuesta que había generado polémica desde el inicio de la sesión. “Son representantes elegidos por el pueblo y la Justicia ya determinó que debe pagárseles por su tarea”, se quejó Héctor Recalde, presidente del bloque del FPV, con la pelea ya perdida.

Tampoco se incluyeron 850 millones de pesos extra para las universidades, reclamados por el bloque radical, lo que provocó un reproche público del presidente de la Comisión de Educación, José Riccardo. Mario Barletta se quejó de la asignación discrecional que se hizo de 1000 millones de pesos a favor de 22 universidades.

Otro punto de discusión fue el monto total de los fondos destinados al Plan Belgrano. Pese a que el ministro de Economía, Alfonso Prat-Gay, había prometido que alcanzarían los 85.000 millones de pesos, finalmente el Gobierno reconoció que serán 41.000 millones de pesos. “Queremos que no sea una promesa y que lo cumplan porque el norte del país es la zona con mayor desigualdad y para los peronistas un presupuesto tiene sentido sólo si logra que la pobreza disminuya”, sostuvo Pablo Kosiner, del Bloque Justicialista.

Los diputados del peronismo no kirchnerista celebraron, de todos modos, las modificaciones incorporadas en la iniciativa, en su mayoría destinadas a reforzar las partidas de obras públicas para las provincias. Para ello se reasignarán 4500 millones de pesos al Ministerio del Interior y Obras Públicas, y se destinarán otros 5000 millones al Fondo Solidario Federal, que se distribuye automáticamente entre las provincias para obras de infraestructura. Esos cambios explican la mayoría contundente conseguida por el oficialismo.

El Frente Renovador explicó su voto positivo. “Este presupuesto viene mejorando respecto de años anteriores. Este presupuesto es producto de los acuerdos y del trabajo en conjunto. Somos una oposición constructiva y queremos hacer lo que pide nuestro Papa, de entre todos ponerle el hombro al país”, afirmó el jujeño Alejandro Snopek.

El kirchnerismo mantuvo, en cambio, su postura de oposición férrea. Héctor Recalde explicó que votaban en contra porque el oficialismo ya había conseguido la mayoría necesaria y porque se trataba de un presupuesto “de ajuste y endeudamiento”. Tras cuestionar los recortes en las áreas de derechos humanos y de Ciencia y Tecnología, sostuvo: “Estamos votando en contra para defender la soberanía nacional, la independencia económica y la justicia social, y defendiendo los intereses del pueblo”.

La Nación

Comentarios

comentarios