Detuvieron al vicepresidente de Independiente por sus vínculos con la barrabrava

Hubo múltiples allanamientos esta madrugada y varios barras detenidos. Entre ellos, El Polaco Petrov, guardaespaldas de Hugo Moyano.

110
Noray Nakis, vice de Hugo Moyano en Independiente, fue detenido por sus "negocios" con los barras.

El vicepresidente primero de Independiente, Noray Nakis, fue detenido esta madrugada acusado de tener nexos con la barrabrava del club. La detención de Nakis fue ordenada por el juez de garantías de Lomas de Zamora, Gabriel Vitale. La causa es por “asociación ilícita y lavado de dinero”. Además de las detenciones, se secuestraron dinero y armas de fuego.

Nakis también fue presidente de Deportivo Armenio, club que ahora conduce su hijo Luciano, quien es habitual acompañante de la Selección Argentina en las delegaciones que encabeza su presidente Claudio Chiqui Tapia, yerno de Hugo Moyano.

También fueron detenidos varios barras del club de Avellaneda, entre ellos Roberto El Polaco Petrov, guardaespaldas histórico de Moyano y nexo entre el presidente de la institución Roja y la barrabrava del club. Trascendió que El Polaco se tiroteó con efectivos de la Policía Federal cuando fue detenido y habría herido de bala a uno de los policías.

La denuncia fue impulsada en marzo de este año por Juan Manuel Lugones, titular de la Agencia de Prevención de la Violencia en el Deporte (Aprevide) que depende del Ministerio de Seguridad bonaerense a cargo de Cristian Ritondo.

Nakis es dueño de varias joyerías en la calle Libertad, además de una cueva financiera donde la barra lavaba dinero: cambiaba los pesos obtenidos tras cada jornada de partido por dólares. Según fuentes judiciales, además, Nakis tendría un hotel alojamiento en sociedad con Pablo Bebote Álvarez, detenido desde el 27 del mes pasado por extorsionar al DT del club Ariel Holan.

Vitale ordenó otras 21 detenciones, además de las de Nakis y Petrov.

La Justicia estableció pruebas contundentes por “una asociación con fines delictivos destinada a la comisión de hechos de violencia física e intimidaciones contra personas y autoridades de organismos estatales. El principal objeto es el de obtener beneficios económicos, entrega de entradas y su reventa, dinero para viajes, extorsiones a personal del cuerpo técnico, jugadores y dirigentes. Se han probado agresiones físicas a las autoridades, intimidaciones a los organizadores, violencia en espacio público de los alrededores del estadio obteniendo réditos económicos con el manejo de parrillas y otros puestos callejeros, el cobro de dinero para estacionar en la vía pública, y a su vez, son contratados a los efectos de ser fuerza de choque o intimidación en los hechos que así se los requiera a cambio de un rédito económico, muchos de ellos con la utilización de armas de fuego”.

 

Comentarios

comentarios