Detenido por homicidio se tomaba selfies en la Comisaría Décima

“Javito”, detenido por la muerte de Mauro Esmay, posaba con otros reclusos y compartía las fotos en las redes sociales. Hubo una requisa y fue trasladado a la Segunda. Hay dos policías lesionados.

2770

A través de las redes sociales se conocieron imágenes publicadas por Guilermo Javier “Javito” Solís, detenido en la comisaría Décima Metropolitana por el asesinado de Mauro Esmay el 29 de enero en un boliche de la avenida Moreno al 850, en Resistencia.

Junto a él aparecían otros detenidos por diversos delitos exhibiendo teléfonos celulares y armas blancas, presuntamente de fabricación artesanal.

Esto motivó que la mañana del jueves, en el momento de recambio de guardia, cuando el personal se duplica, el jefe de la unidad dispusiera una requisa en las celdas de los detenidos en cuestión, con apoyo de Infantería y Bomberos.

En la inspección se logró el secuestro de un destornillador con punta afilada, dos cargadores de teléfono celular, una batería de teléfono y siete encendedores.

Tras esto, se decidió el traslado de Solís a la Comisaría Segunda. Mientras Jonathan Barraza, detenido por “amenaza y desobediencia judicial”, reunió sus pertenencias y exigía ser trasladado a la Comisaría Octava, y amenazaba con lesionarse si no era consentido.

Según informó la Policía, Barraza comenzó a golpear su cabeza contra la pared mientras otros reclusos empujaban un portón con la intención de derribarlo.

Ante esta situación, dos policías: el agente Ezequiel Martínez y el oficial Norberto Marín, ingresaron para retirarlo y fueron agredidos con cascotes y palos por dos presos: Gaitán y Gómez.

Finalmente Barraza logró su objetivo de ser alojado en la Comisaría Octava.

Comentarios

comentarios