Desescalada: los controles de tránsito hacen la vista gorda en el Gran Resistencia

140
Los controles se muestran más flexibles, tanto que ni siquiera interceptan a los transeúntes.

 

Una semana antes de la puesta en vigor de la Fase 1 del Plan Desescalada el Gobierno provincial redujo los operativos policiales para control del tránsito y la movilidad para adaptar el sistema de seguridad a los requerimientos de la estrategia que se implementa desde el sábado 25 de julio, según explicó la ministra de Seguridad y Justicia: Gloria Zalazar.

Quienes se desplazaban debían exhibir el permiso obligatorio para circular, aunque muy pocas veces éste era exigido por los policías que se limitaban a corroborar la habilitación a partir del número de documento dictado por el conductor.

Estos puestos “fijos” fueron remplazados por dispositivos “móviles”, “rotativos” o “aleatorios” mucho más laxos y con aún menos poder de persuasión que en la etapa anterior.

Rara vez los policías interceptan algún vehículo y en la gran mayoría de los casos se trata de motociclistas sin casco que, tras un breve interrogatorio, continúan su camino.

No hay control sobre los peatones ni ciclistas, y los que se aplican sobre motociclistas y otros vehículos son muy aislados y sólo están dirigidos al conductor.

Comentarios

comentarios