Derroche de nomenclatura: dos carteles iguales en la misma esquina

La gestión de Jorge Capitanich salió a eliminar la nomenclatura instalada por la de Aída Ayala. Sin necesidad, se instalaron carteles para reemplazar otros, y en muchos casos simplemente se agregaron.

2106
A gusto del consumidor. "R Sáenz Peña 300-400" se puede leer en el cartel instalado por Aída Ayala o en el nuevo de Jorge Capitanich.

La Municipalidad de Resistencia emprendió hace varios meses el recambio de la nomenclatura en toda la ciudad, reemplazando los carteles con los nombres de las calles por otros con el mismo fin.

Se trata de una medida innecesaria, tomando en cuenta que los carteles eliminados habían sido instalados hace pocos años, por la gestión anterior encabezada por Aída Ayala, y se encontraban en perfectas condiciones. Además, estos reunían las características exigidas por las normas de tránsito mientras los nuevos tiene su propio “estilo”.

Esta acción del intendente Jorge Capitanich encontró muchos detractores, pero la misión siguió adelante.

Haciendo números, sólo se puede considerar un gasto inútil al hecho de eliminar carteles en perfectas condiciones para reemplazarlos por otros al mismo efecto pero de singulares características y de materiales de dudosa calidad.

A ojo de buen cubero, se puede decir que alcanzaba con colocar carteles donde no había, siguiendo la gráfica y los colores exigidos por la normativa vigente. Pero el empeño en implantar las nuevas señales fue tal que en algunos casos los nuevos no reemplazan a los “viejos”, sino que les hacen competencia.

Ese es el caso de la esquina de Sáenz Peña y Obligado, donde en ambas veredas se puede leer los mismos nombres de calles, altura y sentido de circulación. En estos casos se dice que “lo que abunda no daña”.

Lo que corresponde, es que los carteles estén enfrentados pero en diagonal, para abarcar para que señalizaran dos cuadras cada uno.

Comentarios

comentarios