Denuncian descalabro administrativo y un festival de acomodos en Ecom Chaco

La Utich acusó al Directorio de incorporar personal con altos sueldos con el sólo requisito de ser pariente o amigo. Aseguran que la sucursal de Asunción es un fracaso. Dicen que todo pasa con el aval del Gobernador.

5925
Los trabajadores de Ecom Chaco apuntan al Directorio y a la "anuencia" del Gobernador por el descontrol administrativo y operativo de la compañía.

La Unión de trabajadores de la informática del Chaco (Utich) denunció que Ecom Chaco SA se encuentra sumida en un descalabro administrativo y financiero producto de la ineptitud del Directorio que integran Leandro Flaschka, Luis Eiman y Sergio Gramajo.

La gravedad es tal que los recursos humanos se encuentran en un estado de caos tal que impide que la empresa no puede prestar o garantizar los pocos servicios vendidos a terceros, de dónde obtiene recursos genuinos.

El gremio destaca el “desorden” en la administración del personal, donde no se respeta la carrera en función del mérito, el conocimiento y la experiencia, entre otros factores, sino que se privilegia a parientes y amigos de los directores y de funcionarios y exfuncionarios de este Gobierno, que se rige por “servilismo y amiguismo”.

Así, aseguran que desde el inició de la gestión de Flaschka, ingresaron más de 50 empleados a la planta permanente y otros tantos fueron contratados o adscriptos. Entre ellos, su propia esposa que por el momento se desempeña como asesora del Directorio pero ya tendría reservado para ella la Asesoría Legal de la compañía a partir de diciembre, tras la vacante por la jubilación de su titular.

A la incorporación de personal en gran escala se le suma la creación de jefaturas y la designación de jefes “a dedo”, con los correspondientes abultados sueldos. Ese camino habría seguido un allegado al presidente que, a pesar de tratarse de un contratado de obra, como un salario de jefe de planta permanente.

Algo similar denuncian que ocurrió con un abogado “de confianza” de Flaschka, que ingresó como “personal de gabinete”, lo que implicaba que su vínculo con la empresa debería extinguirse cuando los directores dejen el cargo. Sin embargo, ya fue incorporado como personal de planta con una remuneración mensual de 70 mil pesos.

Otro hecho llamativo ventilado por el gremio es la renuncia de un “amigo” del presidente, a quien sin justificación alguna la empresa le abonó 250 mil pesos. Para ellos, éste y otros casos del mismo tenor amerita la inmediata intervención del Tribunal de Cuentas.

Para completar, aseguran que Ecom no abona al Insssep los aportes previsionales y de obra social que puntillosamente descuenta a sus trabajadores.

Secreto en Asunción

Un capítulo aparte mereció en la denuncia la gestión que la empresa realiza en su filial de Asunción, la que definen como un rotundo fracaso que se mantiene bajo el más absoluto secreto.

En su momento, la apertura de las oficinas en Paraguay fue muy festejada por el Gobierno provincial asegurando que permitiría la expansión de la empresa que comenzaría rápidamente a exportar servicios informáticos.

Sin embargo, la Utich asegura que no solo no concursó con éxito en ninguna licitación sino que los objetivos están cada vez más lejos, por lo que estas oficinas sólo constituyen un gasto para la empresa.

La anuencia del Gobernador

Para la entidad gremial, todo esto ocurre con la anuencia del gobernador Domingo Peppo, a quien le reclaman que tome las medidas necesarias para devolverle a Ecom Chaco SA el rumbo que le permita alcanzar el desarrollo al que no podrá llegar con una administración de estas características.

 

 

Comentarios

comentarios