Delincuencia “sin códigos” en Sáenz Peña

840
Una camioneta robada a media cuadra de la Policía Federal y Tránsito de la Municipalidad apareció carbonizada en un descampado próximo al 911.

Los límites de la inseguridad se ampliaron considerablemente en Presidencia Roque Sáenz Peña, al punto de que en alguna oportunidad las autoridades apelaron a la “colaboración” de Gendarmería Nacional.

La cosa no es nueva. Una seguidilla de homicidios, intentos de homicidio y robos violentos en la zona oeste, apenas cruzando el perímetro del centro, y en el sur, se convirtió en una ola de inseguridad que parece no detenerse.

Pero aunque la vara estaba alta, pocas veces se vio tanta audacia como en los últimos días.

El miércoles, en un presunto ajuste de cuentas narco entre parientes, dos menores acribillaron a su tío cuando transitaba en moto exactamente frente a la Comisaría Quinta, en el barrio San Cayetano, a plena luz del día.

Y entre las 2 y las 9 del domingo alguien ingresó a una casa y se llevó una Ecosport estacionada a media cuadra de la Policía Federal y la Dirección de Tránsito de la Municipalidad, y la abandonó incendiada en una zona controlada por el 911.

La pregunta de rigor es: Si esto sucede en las puertas de las comisarías, ¿qué cosas podrían pasar a 20 cuadras de ahí?

Comentarios

comentarios