“Déficit cero” en 2020: menos inversión, más retenciones y asistencia social

El Gobierno nacional presentó el plan para enfrentar la crisis económica. No habrá más ingreso de personal en el Estado. Las Provincias tendrán que hacer frente a los subsidios.

406
El presidente Mauricio Macri habló desde la Casa Rosada. Dijo que "ésta no es una crisis más". Le siguió el ministro de Hacienda: Nicolás Dujovne.

Para calmar a los mercados, dejar de pedir préstamos para financiar el rojo público y contener la escalada del dólar, el Gobierno nacional anunció un plan para llegar al “déficit cero” el año próximo, que consiste en seis medidas clave impulsadas desde el Ministerio de Hacienda que continuará a cargo de Nicolás Dujovne.

Más retenciones

Aproximadamente 1,3 por ciento de los 2,6 por ciento del PBI de mejora fiscal prevista vendrá por el lado de los ingresos a través de la aplicación de nuevas retenciones al campo, la industria y los servicios.

A las exportaciones se les aplicará un impuesto de 4 pesos por cada dólar a la producción primaria y 33 pesos por dólar al resto de bienes y servicios. Los derechos serán transitorios y se extenderán hasta diciembre de 2020.

Ingresos adicionales

El Gobierno espera sumar recursos por rentas de la propiedad y mayores ingresos de capital.

Menos inversión pública

Habrá una reducción de las inversiones públicas. Esa partida se achicará 0,7 puntos del PBI, con un ahorro real del orden del 50 por ciento.

Recorte en subsidios

El recorte en los subsidios representará el 0,5 por ciento del producto. Eso se logrará con el traspaso del gasto a las provincias, que se harán cargo de la tarifa social eléctrica y de las bonificaciones que pesan en el transporte. La provincia de Buenos Aires y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires serán dos de los principales distritos que deberán afrontar mayores gastos.

Salarios estatales

Se espera recortar el 0,2 por ciento del PBI en las remuneraciones y los gastos operativos del Estado. Esa cuenta surge de un ahorro del 20 por ciento en bienes y servicios, pero también en el congelamiento del ingreso de personal a la administración pública y la recomposición salarial que no podrá superar a la inflación. También habrá una reducción idéntica en otros gastos corrientes.

Ayuda social

En paralelo, habrá nuevas partidas para atender el gasto social y moderar los efectos de la recesión sobre los sectores más afectados.

Se implementará un bono de 1200 pesos por niño a partir de septiembre y de 1500 pesos a partir de diciembre.

Habría además una recomposición de los montos de los planes sociales en dos etapas, también en septiembre y diciembre.

Y renovarán el programa Precios Cuidados con 520 productos.

Comentarios

comentarios