Cupo trans: escrachan al diputado Paredes por decir una cosa y hacer otra

496

El diputado provincial peronista Enrique Paredes, posó días atrás con un cartel que rezaba: “Violencia es que no te dejen estudiar y trabajar”. La instantánea fue su aporte a la campaña contra la violencia que emprendió el Consejo Consultivo de Género de la Municipalidad de Resistencia y parece haber sido confeccionado a la medida del legislador, que preside la Comisión de Legislación del Trabajo, Previsión y Seguridad Social.

Pero cuando se creía que el hombre estaba a favor de la cuestión, a través de las redes sociales, comenzaron a lloverle reproches porque justamente unos instantes después de fotografiarse, se negó a firmar el despacho de su comisión para el tratamiento en el recinto del proyecto de ley 2579/14, autoría de Daniel Trabalón, del Frente Grande, que promueve la creación de un cupo laboral para personas trans en el Estado.

En abril de este año, la Comisión se había propuesto reflotar el proyecto que llevaba dos años cajoneado y darle un impulso definitivo. Sin embargo, eso no paso y, llegada la hora, el dictamen sólo fue firmado por el diputado Carlos Martínez, de Libres del Sur, y fue incorporado en el orden del día con el número 27 entre 28 temas a tratar.

La activista trans Úrsula Ximena Sabarece, incansable militante por la igualdad y la identidad de género, ventiló el tema a través de su muro de Facebook y encendió la mecha de la bronca.

Desde diversos sectores le dedican a Paredes un sinnúmero de “elogios” de todo tipo por su destreza para alternar sus facetas a favor y en contra dl trabajo, y hacen especial hincapié en su rol de sindicalista y legislador. Sus detractores entienden que la suma de todas estas cuestiones sólo puede dar como resultado un flagrante caso de “violencia institucional”.

Comentarios

comentarios