Crimen del chofer: los prefectos “vaciaron” el cargador contra el auto de Víctor Alegre

Los peritos hallaron evidencia de unos nueve disparos en el vehículo. Los testigos aseguran que los efectivos no vestían el uniforme con el que después se presentaron en la escena del crimen. Hoy declararán ante la fiscal Villalva.

2138
El Fiat Palio de Víctor Alegre terminó estrellándose a un costado del camino.

Los efectivos de Prefectura Naval Argentina Claudio Ismael Sánchez y Walter Hernán Pérez serán llevados este miércoles ante la fiscal Nélida Beatriz Villalva para prestar declaración indagatoria por la muere de Víctor Alegre, de 45 años, chofer del presidente de la Cámara Federal de Apelaciones de Resistencia, José Luis Alberto Aguilar, en la noche del lunes en inmediaciones del puente San Pedro.

Alegre regresaba de una jornada de pesca en la Isla del Cerrito con su hija Araceli, de 23 años, cuando fueron abordados por dos hombres que, sin identificarse, pretendieron conminarlo a detener el vehículo. La joven dijo haberse asustado pensando que se trataba de un asalto y su padre intentó escapar, entonces se inició una persecución en la que los prefectos abrieron fuego matándolo por la espalda.

Araceli dijo que Sánchez y Pérez no estaban uniformados, sin embargo, abandonaron la escena y poco después se presentaron vistiendo indumentaria de PNA. Además, el control que estos dicen que estaban realizando no había sido señalizado como es habitual.

La versión de Araceli fue ratificada por un amigo de Víctor Alegre, que viajaba apenas unos metros detrás de él, en otro vehículo junto a su hijo y es otro de los testigos clave para desmantelar la versión de los prefectos a los que ahora se les achaca “homicidio agravado por el uso de arma de fuego y por la condición de miembros de una fuerza de seguridad”.

La fiscal espera el resultado de las pericias practicadas a los efectivos de Prefectura para determinar cuál de ellos efectuó los disparos y a la pistola 9 milímetros provista por la fuerza y que fuera secuestrada. Araceli aseguró que cuando intentaron detener el auto de su padre uno de ellos ya empuñaba la pistola. Mientras, los peritos determinaron que se efectuaron unos nueve disparos y que al menos seis impactaron en el Fiat Palio de Víctor Alegre.

Comentarios

comentarios