Crimen del chofer: el fusilamiento de Víctor Alegre será investigado por la Justicia federal

Los prefectos Sánchez y Pérez se abstuvieron de declarar. La fiscal Villalba remitirá en las próximas horas la causa al fuero federal fundando en jurisprudencia de causa en las que se investigó a efectivos de fuerzas federales.

631

Este miércoles los prefectos Claudio Ismael Sánchez y Walter Hernán Pérez, acusados de acribillar a Víctor Alegre, el chofer del presidente de la Cámara Federal de Apelaciones, José Luis Alberto Aguilar, y de la jueza Delfina Denogens, fueron llevados ante la fiscal Nélida Beatriz Villalba, que investiga el caso desde el primer momento.

Los efectivos, que estaban alojados en la Comisaría de Margarita Belén, se abstuvieron de declarar y fueron regresados a su lugar de detención.

En las últimas horas se abrió el debate sobre la competencia de la Justicia Federal en el caso, teniendo en cuenta que los involucrados son integrantes de una fuerza de seguridad federal. Tanto el presidente de la Cámara Federal de Apelaciones de Resistencia, como el procurador general de la Provincia, Jorge Canteros, coincidieron la posibilidad de que la justicia ordinaria se apartara del caso.

A esto se sumó un comunicado remitido por la Prefectura Naval Argentina a la jueza federal Zunilda Niremperger, en el que asumió haber instruído el operativo que estarían realizando Sánchez y Pérez al momento del hecho. por esto, solicitó la remisión de la causa.

Aguilar había preferido abstenerse de hacer valoraciones sobre el episodio ocurrido al entender que existía la posibilidad de que la fiscal se considera incompetente y la causa fuera remitida al fuero federal y le tocara intervenir en alguna instancia.

Según el magistrado, la posibilidad es atendible en virtud de que los actores son efectivos que revistan en una fuerza de seguridad federal y alegan que en ese momento cumplían con un operativo instruido por sus superiores.

Paralelamente, el procurador general, Jorge Canteros, coincidió con él y había adelantado que, de acuerdo a su entender, es la Justicia federal quien tiene jurisdicción en el caso, lo que permite anticipar que finalmente la justicia ordinaria se apartará resignara su intervención.

Finalmente, esta posibilidad se concretó y sólo restan las formalidades de rigor para que la investigación fuera transferida. Para esto, la fiscal Villalba aguardaba el informe de las pericias encargadas al Imcif, que determinarían si ambos efectivos dispararon o sólo lo hizo uno de ellos y de quién se trata. Además de cuántos disparos se efectuaron y a qué distancia.

Preocupante

La versión de que los prefectos abandonaron el lugar tras asesinar a Alegre, vestidos de civil, y regresaron a la escena uniformados, fue prácticamente confirmada. Además, se dijo que habían modificado la escena e incluso habrían “plantado” elementos para incriminar a la víctima en algún hecho ilícito.

“Esto es sumamente preocupante”, dijo Aguilar, que llegó al lunar alrededor de las 20.30, una hora y media después de ocurrido el hecho. “Apenas me enteré salí para allá”, dijo el magistrado que admitió sus dudas sobre lo que pudo haber ocurrido durante ese tiempo. Unos 15 minutos después de él llegó la fiscal.

 

Comentarios

comentarios