Corbacho usó un vehículo oficial por temor a la prensa: Me discriminaron y estigmatizaron

La abogada de, exfuncionario Paulo Butticé y ahora del ministro de Infraestructura: Fabián Echezarreta, dijo que “algunos medios” la maltrataron por ser mujer y su lugar de origen. Por eso pidió un vehículo oficial.

1884

La abogada Valeria Corbacho, que defiende al exsubsecretario de Polícitas Comunicacionales de la provincia: Paulo Butticé, detenido por la Justicia provincial en la causa en la que se investigan los delitos precedentes a Lavado 1, que sigue la Justicia Federal, explicó por qué el Gobierno le cedió un vehículo oficial para sus traslados en Resistencia.

En su primera visita al Chaco los primeros días de mayo, a poco de asumir la defensa de Buttice, Corbacho fue recogida en el aeropuerto de Resistencia por una Toyota Hilux dominio AB452QX, que integra la flota del Ministerio de Infraestructura que encabeza Fabián Echezarreta.

La camioneta la trasladó no sólo al hotel en el que se alojó, sino que se puso a su disposición durante toda su estadía y se movilizó en ella para cumplir sus diligencias, desde pedir la nulidad de la causa y la libertad de su defendido, hasta visitar a éste en la comisaría de La Escondida.

La publicación de la secuencia en la que se ve a la abogada abordando el vehículo abrió interrogantes, ya que la Provincia es querellante en esa causa por entender que los funcionarios detenidos, como Buttice, afectaron los intereses del Estado, por lo que la cortesía se veía como un nuevo agravio para esos intereses.

Diputados opositores pidieron un informe al Poder Ejecutivo sobre la relación de Valeria Corbacho con la Provincia y si es cierto que el Gobierno destacó un vehículo oficial para sus traslados.

El gobernador Domingo Peppo admitió que la camioneta en cuestión es de la Provincia, pero dijo desconocer qué hacía la abogada de Buttice a bordo, por lo que ordenó un sumario administrativo para determinar responsabilidades.

La hospitalidad oficial hacia la abogada del exfuncionario hizo que avivó muchas suspicacias, y hasta se sospechó que había sido contratada por el propio Gobierno. Ella lo desmintió: “Yo defiendo a Paulo Buttice y le facturo a la familia de él”, dijo en Canal 9.

Y al explicar el uso del vehículo apuntó a la prensa: “Hay medios locales que se han referido a mí de forma estigmatizante como mujer y me han discriminado por no ser de la provincia”, dijo, y justificó: “Sentí inseguridad en un momento por cómo me sentía en la provincia y por eso me enviaron un vehículo oficial”.

Ahora Echezarreta

El último miércoles por la noche Valeria Corbacho se reunió en el estudio del subsecretario de Justicia: José Sánchez, con éste y el ministro de Gobierno: Martín Nievas,  el ministro de Infraestructura: Fabián Echezarreta, sobre el que pesa un pedido de desafuero y detención en la causa Lavado 1.

A raíz de esto, publicado por HDP Noticias, Echezarreta reconoció que ya se había reunido con Corbacho en Buenos Aires el viernes 18 al conocer el primer pedido de detención del fiscal federal Patriccio Sabadini, que fue rechazado por la juez Zunilda Niremperger.

Ahora, contó haberle confiado su defensa a Valeria Corbacho, Armando Aquino Britos y Jorge Buompadre.

A la luz de los acontecimientos, todo parece indicar que quien ordenó, contradictoriamente, ceder un vehículo del Ministerio de Infraestructura a la abogada de uno de los detenidos por corrupción, demandado por la Provincia, habría sido el mismo Echezarreta.

 

Comentarios

comentarios