“Coqui no te borres”: usurpadores cortan el tránsito entre Resistencia y Barranqueras

1968
Los usurpadores demandan al intendente de Resistencia "Coqui" Capitanich.

Usurpadores del terreno del Ejército, en el límite entre Resistencia y Barranqueras volvieron a levantar barricadas en la intersección de las avenidas Castelli y Arribálzaga, y en Castelli y España.

Reclaman la confirmación de la cesión de los terrenos, materiales y obras de infraestructura como agua potable y energía eléctrica, además de la urbanización y el relleno de las áreas más bajas.

Después de dos semanas de corrillos atribuyendo la autoría intelectual de la usurpación a diversos dirigentes y “punteros” políticos, los manifestantes comenzaron a reclamar la presencia de “Coqui” o “Koki”.

“Hacete cargo”, “No te borres”, “No te laves las manos”, son algunas de las frases de los carteles en los piquetes en los que además subrayan la necesidad de contar con un terreno o un “techo”.

La interrupción el tránsito genera múltiples complicaciones, no sólo a los transeúntes sino también al servicio interurbano de pasajeros que debe dar un rodeo de más de 2 kilómetros para atravesar la zona por la avenida 9 de Julio o la Edison.

Los terrenos pertenecen al Estado nacional, por lo que la causa por desalojo se tramita en la Justicia Federal. Hasta acá la juez Zunilda Niremperger sólo instruyó a la Gendarmería, con apoyo de la Policía, censar a los ocupantes.

Los rumores dicen que no habrá desalojo hasta tanto no se defina la cuestión electoral. Paralelamente, los usurpadores tienen cifradas expectativas en el resultado del próximo domingo.

Frente a este predio, al sur de la avenida Castelli, en 2008, en el inicio de la primera gobernación de Capitanich, fue usurpada una superficie aún mayor: La Rubita, entonces propiedad del Ejército; y apenas unos días antes corrieron la misma suerte terrenos de la familia Zampa, al sur de la avenida Soberanía Nacional.

Comentarios

comentarios