Combustibles: Díaz negó sobreprecios y dijo que la Municipalidad y la Provincia pagaban lo mismo

El dueño de Petronor dijo que “para hablar de sobreprecios hay que saber del tema”, si no “se termina diciendo pavadas”. Dijo que con Aída Ayala tenía el mismo trato que con la Provincia ahora y durante la gestión de Capitanich.

327
Tras divulgarse las características del surtidor "ambulante" de Crear, la Municipalidad volvió a cargar en estaciones de servicio.

Oscar Díaz, titular de la compañía Petronor, expendedora de YPF, negó que hubiera sobreprecios en la provisión de combustible a la Municipalidad de Resistencia durante la gestión de Aída Ayala, tal como denunciaran públicamente algunos funcionarios como el secretario de Gobierno Fabricio Bolatti y el diputado provincial justicialista Ricardo Sánchez.

“Cuando se habla de sobreprecios hay que entender de qué se trata”, dijo el empresario en Me Gusta Libertad al explicar que “el precio depende de un montón de factores que inciden en la operación, como los plazos de entrega y los términos en que se abona el combustible”.

“El precio del cartel es de contado efectivo en pico de surtidor. Cualquier alteración hace que el precio varíe. Una cosa es el pago de contado y otra el pago diferido, lo que en un contexto inflacionario como el nuestro tiene una enorme incidencia”, aclaró.

Díaz agregó que su empresa no sólo proveía y provee a la Municipalidad de la capital, sino también a Ministerios y organismos públicos provinciales “de este gobierno y del gobierno anterior”. Y remarcó que “en todos los casos, si las condiciones son las mismas, el precio es también el mismo”.

Oscar Díaz, que es secretario de la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y Afines (Cecha), la entidad que agrupa a expendedores de todo el país, consideró que “hubo un error en el proceso licitatorio” por el cual la Municipalidad adjudicó la provisión de combustibles diésel al Grupo Crear.

“En la licitación se especificaba que el combustible debía entregarse con un sistema de vales en estaciones de servicio autorizadas. Pero esta empresa hasta ahora está habilitada como distribuidor mayorista de productos diésel”, contó Díaz, y agregó que su empresa, que también presentó una oferta en el concurso, planteó la cuestión pero que, de todos modos, la Municipalidad siguió adelante con la adjudicación. “No impugnamos porque tendría que haberlo hecho el segundo, nosotros quedamos terceros”, concluyó.

Después de que se conociera a través de las redes sociales y algunos medios las condiciones en que se realizaba la reposición de combustible a los camiones de servicios públicos, en un surtidor improvisado sobre un contenedor, la Municipalidad volvió a licitar la provisión. En esta oportunidad contrató a Petronor, la empresa de Díaz, por un precio menor al establecido en el contrato anterior, firmado con la gestión de Aída Ayala. Esa diferencia, para Sánchez y Boletti, constituía al menos una sospecha de sobreprecios y se mostraron interesados en investigar.

 

Comentarios

comentarios