Colectivos: los empresarios dicen que el problema es la falta de políticas serias

Carlos Sartore dijo que las audiencias públicas no van a resolver la crisis del transporte y que para exigir un buen servicio hay que pagar un boleto de 10 pesos. No van a las audiencias porque no quieren ser “convidados de piedra”.

247

 

“El 99 por ciento de la gente que asistió a las audiencias públicas nunca habló de cosas buenas de nosotros, gritaban: que se vayan, son millonarios, nos roban la plata, se roban los subsidios”, dijo Carlos Sartore, de la Cámara de Empresas de Transporte Automotor del Chaco (Cetach), en Me Gusta Libertad, para justificar la ausencia de los empresarios en la audiencia convocada ayer por la Municipalidad de Resistencia.

La cita fue en el Domo del Centenario para debatir modificaciones en el sistema. Los empresarios volvieron a faltar porque entienden que no son convocados seriamente, ya que reciben una cédula apenas con un día de antelación, pero, fundamentalmente, nadie vigila que la audiencia se desarrolle en un marco de respeto: “Todo el mundo nos insulta, uno no sabe si los plantan, o si alguien los manda”, dijo Sartore, y recordó que en una oportunidad incluso “le dijeron de todo” al entonces secretario de Transporte de la Provincia, Marcelo López.

“La política está muy presente, cualquiera se presenta como abogado y empieza a decir barbaridades, o simplemente como usuario. Cada uno tira para su molino y nosotros terminamos siendo los convidados de piedra”.

Sartore hizo autocrítica sobre la situación del transporte, reconoció que no es el mejor, y recordó que “en 2009 tuvimos el mejor transporte del país, pero todo se fue deteriorando por la falta de políticas serias respecto”. Y reprochó: “No se nos depositan los subsidios para el pago de haberes y se nos exige pagar. Nadie nunca depositó la mirada en los problemas del sector”.

Imposible invertir

“Queremos invertir pero hay momentos en que no se puede. El tema remanido del estado de colectivo y de la mugre, es uno. Todos quieren que el colectivo esté siempre limpio pero nadie ve que más del 30 por ciento de las calles que recorremos están intransitables. Entonces no somos culpables, no podemos tener una persona que limpie el colectivo permanentemente, somos los más interesados en prestar el mejor servicio, pero nadie piensa en una política seria”.

“No existe un empresario que venga a invertir su capital a pérdida”, dijo el empresario al describir como “una utopía, algo imposible”, la posibilidad de que el sistema incorpore una empresa con una flota numerosa y con unidades nuevas. “Es imposible con este boleto. Hay que pagar 10 pesos para tener un servicio de primera, con aire, con rampas…”.

 

Comentarios

comentarios