Clausuran fiesta clandestina con menores en la casa de un dirigente sindical

La Municipalidad procedió tras varias denuncias por ruidos molestos y desalojó del lugar a unos 500 jóvenes. Se supo que la vivienda pertenece al dirigente del Sejch Antonio Borrego.

5481
Una gran cantidad de jóvenes, muchos de ellos menores de edad fueron desalojados por la Municipalidad de una fiesta clandestina.

El último fin de semana la Municipalidad de Resistencia clausuró una fiesta que se desarrollaba en la avenida Ávalos 555, con acceso público y sin los permisos correspondientes.

Según informó el municipio, el procedimiento se realizó a instancias de los vecinos que radicaron varias denuncias telefónicas por ruidos molestos. Y, en primer lugar se constató que la trascendencia del sonido superaba los límites impuestos por las normas.

El evento se desarrollaba en un domicilio particular, aunque el acceso era público, lo que se podían inferir por la numerosa concurrencia que en el reporte oficial se calcula en 500 personas, en su gran mayoría jóvenes, muchos de ellos menores de edad.

Los funcionarios municipales inspeccionaron el lugar y constataron que no contaba con los permisos ni las medidas de seguridad exigidas para convocatorias de esta naturaleza y procedieron a la clausura.

Aunque no trascendieron mayores detalles, se supo que la vivienda pertenece Alfredo Borrego, secretario de Finanzas del Sindicato de Empleados Judiciales del Chaco, el gremio que lidera Graciela Aranda.

Funcionarios municipales inspeccionaron el lugar que no contaba con la habilitación ni las medidas de seguridad correspondientes.

Comentarios

comentarios