Cero paridad: funcionarios, empresarios y sindicalistas, todos varones

646
Ninguna mujer en 2 de las últimas reuniones encabezadas por el Presidente por temas claves: deuda y pandemia.

A principios de mayo el Presidente de la Nación: Alberto Fernández, reunió en la Quinta de Olivos a dirigentes de las mayores entidades empresariales y a los máximos dirigentes sindicales del país para solicitarles que respaldaran las negociaciones de la deuda argentina ante acreedores internacionales.

Los bandos se ubicaron uno a cada lado de la larga mesa y al final hubo una foto de equipo en el parque, en la que se apreciaba a simple vista un abrumador detalle: todos varones.

La imagen reavivó el debate por el cupo femenino más allá de los ámbitos oficiales, para que la paridad no sea una mera declamación en clubes, sindicatos, entidades intermedias…

Pero un mes después Alberto fue anfitrión de otra convocatoria, esta vez para pedir a los más importantes empresarios nacionales que tiendan una mano al Gobierno y a la sociedad para amortiguar el impacto de la pandemia de coronavirus.

Esta vez sentó a un lado de la mesa a los invitados y del otro a funcionarios de su gabinete que, evidentemente, considera claves en esta circunstancia.

Se suponía que las mujeres habían dado un paso al frente en la gestión pública y que tenían su espacio asegurado. Pero, justamente en el aniversario del primer grito NiUnaMenos, el patriarcado volvió a imponerse: todos varones, a ambos lados de la mesa, propios y extraños.

Comentarios

comentarios