Cayó el mayor narco colombiano: tenía “inversiones” multimillonarias en Argentina

La DEA y fuerzas federales de Colombia y Argentina realizaron un megaoperativo combinado en el que se detuvo a José Byron Piedrahita Ceballos en su país. Acá hubo seis detenidos, acusados de integrar su organización.

1717
José Byron Piedrahita Ceballos fue detenido en Colombia. En Argentina cayeron sus presuntos cómplices, entre ellos un reconocido empresario inmobiliario.

El colombiano José Byron Piedrahita Ceballos, de 58 años, considerado el mayor “narcolavador”, fue detenido este viernes en un megaoperativo de la DEA y fuerzas federales de Colombia, que incluyó allanamientos y detenciones en Argentina.

El detenido era buscado por la Justicia federal de los Estados Unidos por sus conexiones con Miguel Rodríguez Orejuela, líder del cartel de Cali; es jefe de la oficina de “Envigado”, la máxima organización de cobro narco heredada de los tiempos del Cartel de Medellín; está vinculado al cartel de Sinaloa, su nombre está en la lista Clinton (lavadores internacionales de dinero) desde mayo de 2016.

Piedrahita es conocido en su país como un importante empresario ganadero, con pasado en el Ejército. Fue detenido en su finca La Contadora, en Antioquía, Colombia.

Estados Unidos había pedido su detención el 21 de septiembre pasado, acusado de sobornar a un oficial de ese país en 2010 con 20.000 dólares, fiesta, alcohol y prostitutas para que lo sacara de una investigación iniciada contra él en Florida.

Como pasó con otros narcos colombianos, Piedrahita tenía inversiones en Argentina. Viajó por lo menos 14 veces en 2010 con su verdadera identidad y no se sabe cuántas más con nombres falsos. Usando testaferros argentinos logró lavar en el mercado financiero cerca de 15 millones de dólares, cuatro de ellos girados a la banca local, a través de transferencias y el resto invertido en sociedades comerciales y terrenos.

Todo esto explotó este jueves cuando desde el juzgado federal de Morón se hizo lugar a lo pedido en un dictamen urgente de la Procuración de Narcocriminalidad (Procunar) espoleado por la detención de Piedrahita en Colombia.

En pocas horas se realizaron 34 allanamientos, uno de ellos en el mítico Café de los Angelitos y otro en un sector del complejo Faena de Puerto Madero. Hubo seis detenciones y se secuestraron 537.890 dólares, 14.200 euros, 107.134 pesos, dos kilos de oro, un auto Mercedes Benz, computadoras y documentación.

La importancia de los movimientos del colombiano en nuestro país eran tan grande que su detención se produjo en un operativo conjunto de las autoridades estadounidenses, las colombianas, y las argentinas. Aquí intervinieron la Procunar, la Unidad de Información Financiera (UIF) y la Agencia Federal de Inteligencia (AFI).

Si bien el juez federal de Morón Néstor Barral inició la causa formalmente el 4 de enero pasado, la investigación arrancó meses antes en la Procunar, a cargo de Diego Iglesia. Hasta ese organismo, vía DEA, llegaron datos que indicaban que las autoridades colombianas habían detectado tres teléfonos celulares argentinos relacionados con Piedrahita Ceballos.

Tirando de esa punta se llegó a determinar la estrecha relación que mantenía el colombiano con Mateo Corvo Dolcet, un empresario inmobiliario argentino, ahora detenido, que se hizo famoso en los últimos tiempos por sus ambiciosos proyectos en Pilar, entre ellos la creación de un “tren vip” y un sector de 27 manzanas que buscaba emular la zona de Puerto Madero.

De acuerdo a la investigación societaria realizada por la UIF el empresario argentino, a través de la sociedad “Pilar Bicentenario S.A.”, suscribió un acuerdo con el Ministerio del Interior y Transporte el 27 de diciembre de 2012, mediante el cual se acordaron los lineamientos del proyecto de construcción de un centro de transferencia de pasajeros con acceso directo desde Autopista Panamericana km 46,3 “para facilitar el acceso al servicio público ferroviario”.

La investigación, encuadrada en los delitos de “asociación ilícita” y “lavado de activos del narcotráfico” se centra en seis sociedades que fueron cambiando de conformación y que se relacionan con las seis personas detenidas ayer en nuestro país, todas argentinas.

Una escucha telefónica agregada al expediente de Morón muestra que los ahora detenidos sabían que los investigaban y estaban preocupados.

 

 

Comentarios

comentarios