Cayó en Añatuya el hombre buscado por la desaparición de Carolina Navarrete

Se apellida Derdek. Estaba en un hotel. En su poder se halló el vehículo de la mujer de Castelli. El teléfono de Carolina hizo el mismo recorrido que él, que habría pasado muy cerca del lugar donde se halló una mujer incinerada.

345

Una comisión policial integrada por efectivos de Juan José Castelli y de Charata arrestó en Añatuya en un procedimiento ordenado por los fiscales Hugo Obregón, de Castelli, y Eduardo Mari, de Charata, a un hombre presuntamente involucrado en la desaparición de Carolina Navarrete, de 55 años.

Se trata de un sujeto apellidado Derdek, a quien Carolina le habría vendido un utilitario Fiat Strada el 25 de agosto, en el momento de su desaparición.

Carolina había partido de Juan José Castelli con destino a General San Martín para venderle el vehículo a Derdek. Y ese día, se había comunicado con su familia desde Resistencia, donde dijo estar realizando los trámites para la transferencia.

En esa llamada, dijo que una vez concluidas las diligencias, regresaría a Castelli, sin embargo nunca más volvieron a tener contacto con ella. Le enviaron mensajes de texto, no recibieron respuesta, aunque el sistema notificó que los mismos habían sido leídos.

Los investigadores rastrearon los puntos geográficos en los que se activó el teléfono de Carolina, un derrotero que comenzó en San Martín, siguió en Quitilipi, después en Avia Terai y Concepción del Bermejo, y finalmente en Pampa del Infierno.

Así, llegaron hasta un hotel en Añatuya, donde detuvieron a Derdek, en cuyo poder se encontró la Fiat Strada que perteneció a Carolina Navarrete.

La mujer incinerada

Días atrás trascendió que el cuerpo hallado incinerada el martes 30 de agosto en una zona rural conocida como Loro Blanco, unos 35 kilómetros al noroeste de Corzuela, pertenecía a Carolina Navarrete. Sin embargo, después el procurador general Jorge Canteros negó que hubiera elementos concluyentes para aseverar que se trataba de ella.

En este contexto, el funcionario había dicho que el fiscal Elio Mari le había exhibido a una hija de Carolina un anillo y una insignia del sombrero que llevaba al momento de su desaparición y que ésta los habría reconocido, aunque no ocurrió lo mismo con un dije y otros anillos. Sin embargo, la mujer desmintió que tal reconocimiento haya ocurrido.

Ahora, se aguarda la conclusión del estudio de ADN practicado a partir de muestras tomadas a sus hijos. No obstante, el procedimiento que permitió detener a este hombre fue instruido en forma conjunta por Obregón, que investiga la desaparición de Carolina, y Mari, que entienden en el hallazgo del cadáver incinerado.

El recorrido del teléfono

Los puntos de encendido del teléfono de Carolina Navarrete describen una traza a través de la ruta nacional N° 16 que se interrumpe en Pampa del Infierno, punto en el que esta vía se empalma con la ruta provincial N° 5.

Para llegar a Añatuya, Derdek pudo haber emprendido por la ruta 5 hacia el sur. En ese caso, debió haber pasado muy cerca del lugar en el que fue hallado el cadáver incinerado cuya identidad se investiga.

 

Comentarios

comentarios