Cayeron en Santa Fe los “pescadores” de cajeros electrónicos chaqueños

Efectivos de la vecina provincia detuvo a dos hombres a partir de los videos enviados por Delitos Sistémicos de la Policía del Chaco. Ambos tienen antecedentes por la comisión de otros delitos con la misma modalidad.

420
La Policía santafesina detuvo a dos hombres, recuperó dinero y secuestró dispositivos para "pesca".

La Policía de Santa Fe detuvo a dos “pescadores” de cajeros electrónicos que habían cometido varios robos en Resistencia con esa modalidad. Ambos tienen antecedentes por haber cometido varios robos mediante la modalidad “pesca”, y se cree que forman parte de una banda que tiene varios integrantes.

La detención se logró después de que la Policía del Chaco remitiera copias de los videos de las cámaras de seguridad a sus pares de las provincias vecinas, ante la presunción de que las personas que aparecían en ellos no serían chaqueñas.

La División Inteligencia Criminal de la Policía de Investigaciones de Santa Fe, arrestaron a dos hombres de 33 y 26 años que aparecen en las filmaciones. En el procedimiento los funcionarios hallaron una importante suma de dinero en efectivo y varios dispositivos metálicos utilizados para la “pesca”.

En marzo, la Policía de Corrientes había sorprendido a una pareja de “pescadores” santafesinos en plena acción, y las detuvo. Al ser identificados, se supo que ya habían sido detenido en varias oportunidades por la misma causa.

Los delincuentes dedicados a la “pesca” son imputados de “hurto”, “defraudación” y, dependiendo de la complejidad de la organización, “asociación ilícita”.

La modalidad pesca tiene dos variantes:

Por un lado, la que bloquea la tarjeta e impide retirarla una vez finalizada la operación. En este caso se requiere la interacción de los delincuentes con la víctima, a la que deben ofrecerle ayuda para denunciar el bloqueo ante un presunto número de atención al cliente que en realidad es atendido por un cómplice que le pide el número de PIN para bloquear el plástico. Cuando el damnificado se retira, los ladrones extraen la tarjeta y realizan otras operaciones por su cuenta.

Y la otra es atacar directamente la boca de emisión de billetes bloqueando el dispositivo con un adminículo imperceptible y difícil de detectar al tacto para quien no conoce el diseño del cajero. La víctima realiza la operación, recibe el comprobante pero la máquina no emite los billetes. Cuando se retira resignado, los “pescadores” retiran el bloqueo y liberan los billetes.

 

Comentarios

comentarios