Capitanich viola la ley: convierte el Gobierno en un búnker del Frente de Todos

299
Capitanich y el ministro Chapo, de campaña proselitista en Sáenz Peña, a costa del Gobierno provincial.

El gobernador Jorge Capitanich ya demostró sobradamente no acatar las restricciones impuestas por la Justicia en el marco del cronograma electoral.

Así fue en la previa de las primarias abiertas, simultáneas y obligatorias del 12 de septiembre, cuando realizó actos prohibidos junto a los candidatos de su frente hasta última hora. Y ya dejó en claro que así será en oportunidad de las generales del 14 de noviembre.

Desde la hora 0 del miércoles 20 rige la prohibición impuesta por el artículo 64 quater del Código Electoral Nacional, referido a la “publicidad de los actos de gobierno”, que reza textualmente: “Durante la campaña electoral la publicidad de los actos de gobierno no podrá contener elementos que promuevan o desincentiven expresamente la captación del sufragio a favor de ninguno de los candidatos a cargos públicos electivos, ni de las agrupaciones políticas por las que compiten. Queda prohibido durante los veinticinco (25) días anteriores a la fecha fijada para la celebración de las elecciones primarias, abiertas y simultáneas, y la elección general, la realización de actos inaugurales de obras públicas, el lanzamiento o promoción de planes, proyectos o programas de alcance colectivo y, en general, la realización de todo acto de gobierno que pueda promover la captación del sufragio a favor de cualquiera de los candidatos a cargos públicos electivos nacionales, o de las agrupaciones por las que compiten”.

La misma norma, en su artículo 133 bis, fija sanciones para quienes violen esta restricción: “Los funcionarios públicos que autorizaren o consintieran la publicidad de actos de gobierno en violación de la prohibición establecida en el artículo 64 quater, serán pasibles de inhabilitación de uno (1) a diez (10) años para el ejercicio de cargos públicos”.

La prohibición en cuestión ya fue violada en varias oportunidades por el Gobernador, parte de su gabinete y legisladores que integran las listas del Frente de Todos como candidatos a diputados provinciales y diputados nacionales.

La más flagrante violación se dio en Presidencia Roque Sáenz Peña, donde Capitanich monta una suerte de sede gubernamental buscando hacer pie en un distrito en el que el PJ sufrió la peor derrota de su historia en las últimas elecciones.

Ahí inauguró las oficinas de la Delegación de la Dirección de Trabajo. Para redondear la cuasi inauguración, él y el ministro de Gobierno: Juan Manuel Chapo, encabezaron el acto junto a dirigentes partidarios enarbolando una bandera del Frente de Todos.

 

Comentarios

comentarios