Capitanich volvió a culpar a Macri y a los docentes por la crisis educativa

317
El gobernador del Chaco volvió a culpar a Macri por los magros salarios docentes y a los docentes por la baja calidad educativa.

La mañana de este miércoles el gobernador Jorge Capitanich tomó juramento al nuevo ministro de Educación: Aldo Lineras, que remplaza a Daniela Torrente.

En su discurso, admitió la crisis educativa que atraviesa la provincia, con baja calidad y conflictos con los docentes por los bajos salarios, además de 500 escuelas sin edificio propio.

Pero, una vez más negó cualquier responsabilidad en esta realidad, y aseguró que su gobierno está cumpliendo sobradamente con el artículo 83 de la Constitución Provincial destinando a la educación más del 33 por ciento de los ingresos por coparticipación y recaudación propia, algo que asegura que jamás había ocurrido.

También destacó la inversión en infraestructura escolar que alcanzó a más de 700 de los 1965 establecimientos. Más la vacunación del 88 por ciento del plantel docente contra el coronavirus, la distribución de computadoras y las redes de conectividad, entre otros aspectos que, según él, evidencian un “Estado presente”.

Pero dijo que de nada sirve el esfuerzo del Gobierno si los docentes no asumen con responsabilidad su obligación de estar en el aula y no se capacitan para garantizar calidad.

E insistió en endilgarle al gobierno de Mauricio Macri la pérdida del poder adquisitivo de los salarios docentes.

Por eso pidió “bajar el nivel de conflictividad”, en alusión al persistente reclamo docente por su incumplimiento de la cláusula gatillo acordada en las paritarias 2020, a lo sue se suma desde hoy el descontento por la asunción de Lineras, a quien señalan como el “administrador del negociado” de cursos de capacitación arancelados y el otorgamiento de títulos a no docentes”

Comentarios

comentarios