Capitanich les pasó factura a los hinchas de Sarmiento: Quieren ir a Mendoza pero no van ni de local

El presidente del Decano cuestionó a los fanáticos que exigían a la Comisión negarse a jugar este domingo para poder viajar. “Quieren seguir al equipo largas distancias pero nuestra cancha siempre está vacía”, les reprochó.

20433
El intendente de Resistencia y presidente de Sarmiento les reprochó a los hinchas que no sigan al equipo "a todas partes" pero no cuando juega acá.

“Lamentablemente no tenemos esa mística que tienen ellos, que la gente los sigue y los alienta muchas veces sin importar el resultado”, dijo un tiempo atrás el intendente de Resistencia y presidente del Club Atlético Sarmiento, al confesar que envidiaba, al menos en parte, la hinchada de su tradicional rival el Club Atlético Chaco For Ever.

Ahora, a raíz del histórico choque de este domingo con River en Mendoza por los cuartos de final de la Copa Argentina, volvió a pasarle factura a la barra de El Decano.

Capitanich contó en Radio Provincia del Chaco los entretelones de la negociación para fijar la fecha y hora, y el lugar del encuentro con los organizadores de la Copa Argentina: Tras el triunfo del martes ante Rafaela en Paraná, a primera hora del miércoles lo contactó un ejecutivo de la empresa para exponerle la situación planteada por River, que tenía el fin de semana ocioso por la realización de los Juegos Olímpicos de la Juventud en Buenos Aires y el domingo por la noche perderá varias de sus figuras convocadas por Argentina y Colombia para la fecha Fifa, entre ellas el arquero Armani, estrella del equipo.

Descartadas las sedes de Formosa por un evento que colmó su hotelería, y la de Córdoba por un recital, sólo restaba Mendoza. Primero se programó para las 15:30, después para las 21:30, y finalmente a las 15:30 por razones de seguridad y para facilitar el viaje de los convocados de River.

Pero Capitanich dijo haber impuesto condiciones: que se reprogramen los compromisos previo y posterior de Sarmiento en el Federal A; cobrar ya mismo los premios pendientes; y que Sarmiento cuente con la misma logística y hotelería que River. Y todo fue consentido por la organización.

“La que programa es la organización, y si están dadas las condiciones hay que jugar. ¿Quién va a decir: No queremos jugar el partido que soñamos?”, planteó, cuestionando a su vicepresidente Gerardo Escobar, que advirtió sobre la posibilidad de que Sarmiento no viajara y sentenció: “Si jugamos, vamos a ser 14 contra 11”, denunciando que los árbitros preferían a River.

“A veces se dicen cosas que no se deben decir, pero la palabra autorizada es la del presidente, y ya me ocupé de lo que me tenía que ocupar”, completó.

Pero no pudo conformar a todos, y aunque consideraba que ya no había inconvenientes para el viaje a cuartos de final, apareció la hinchada: el jueves por la noche un grupo de hinchas protagonizó un “banderazo” frente al estadio Centenario, interrumpiendo el tránsito de la avenida Alvear.

La barra tenía bronca porque ante la precipitación de la fecha no podrían reunir el dinero necesario ni organizarse para viajar a Mendoza como lo había hecho a otros puntos del país. Y exigían que la Comisión Directiva que preside el intendente revea la decisión de jugar este domingo.

Capitanich se molestó por el planteo y les reprochó: “Hay muchos que tienen un enorme entusiasmo para viajar largas distancias para ver al equipo, pero no van a ver un partido cuando jugamos aquí, ni cuando Sarmiento juega de local. Nos gustaría ver la cancha llena pero la verdad es que eso nunca pasa”, remató.

 

Comentarios

comentarios