Capitanich le pidió a Peppo que deje de mentir: Esta crisis la generaron en estos dos años

El intendente de Resistencia dijo que “gracias a la herencia recibida” el Gobernador pudo triplicar la deuda de la provincia. Recordó que gracias a él ganó las elecciones. Le pidió “más esfuerzo y creatividad” para resolver los problemas.

3285
El intendente Jorge Capitanich dijo que le dejó a Domingo Peppo una provincia con las cuentas al día y que la crisis financiera la generó su gestión por la falta de ideas y los efectos de las políticas nacionales.

El intendente de Resistencia: Jorge Capitanich, dijo no tener ánimo de polemizar ni de responderle al gobernador Domingo Peppo sus expresiones sobre la pesada herencia recibida de su gestión, pero le respondió.

Según Capitanich, los problemas fiscales de la Provincia no tienen que ver con la “herencia recibida”, “no está vinculado al período 2007-2015 sino al período 2015-2017 por una combinación de políticas nacionales discriminatorias a la provincia, por laxitud en la política fiscal y por problemas de gestión financiera”.

Peppo dijo que en 2015 recibió una provincia prácticamente arruinada, al punto de que “no tenía para pagar el aguinaldo”. Pero Capitanich asegura que no sólo ya se había cancelado el sueldo de noviembre y la segunda cuota del sueldo anual complementario estaba en caja, sino que ya estaban hechas las previsiones para pagar el sueldo de diciembre.

El Gobernador también apuntó a la numerosa población de empleados públicos, que calculó en 77 mil, y responsabilizó por “el crecimiento de los últimos 12 años” a “los gobiernos anteriores”, en obvia alusión a las dos gestiones de Capitanich, e incluso a la del radical Roy Nikisch. Sin embargo, Capitanich se despegó del tema alegando que la planta de trabajadores estatales creció por la ratificación de la Ley de Pase a Planta sancionada durante el gobierno de Nikisch, y otras que mandaba regulariza la situación de los precarizados.

El intendente también desmintió que las empresas públicas hayan sido desfinanciadas, como dijo Peppo, que incluso describió a Secheep como “destruida”. De acuerdo a la visión de Capitanich, las empresas no sólo tenían sus cuentas en orden, sino que además se habían capitalizado con obras y equipamiento, y mencionó la red de fibra óptica de Ecom, los acueductos de Sameep, incluido el Segundo Acueducto del Interior, y los nuevos electroductos, electrificación rural y créditos para Secheep.

Entre muchos aspectos positivos de su gobierno, Capitanich admite una “asignatura pendiente”: el déficit previsional. Pero asegura que “las transferencias sociales directas vía Asignación Universal por Hijo, Asignación Universal por Embarazo, jubilación anticipada, Pensión No Contributiva y excombatientes permitió potenciar el consumo, aumentar la recaudación propia y garantizar inclusión social a más de 500.000 chaqueños”.

“Hay que terminar con la mentira explícita e implícita de la herencia recibida”, pidió Capitanich, y agregó que “gracias a esa herencia la actual gestión del gobernador Domingo Peppo pudo tomar casi 13 mil millones de pesos de deuda en dos años, más del doble del stock heredado, que fue de 6.018 millones”.

Y, para rematar, le chantó: “Sería bueno alguna vez que se acuerden que gracias a la “herencia recibida” pudieron ganar las elecciones para gobernar a este maravilloso pueblo que se merece más esfuerzo y creatividad para resolver sus problemas”.

 

 

Comentarios

comentarios