Capitanich le da lecciones a Peppo: Con inteligencia y sentido común todo se puede

El intendente de Resistencia tiró una idea para financiar la construcción de viviendas: 4 mil millones del NBCH y mil de coparticipación. Revive el fracaso del Caraguatá que terminó siendo un engaño.

1602
El intendente Jorge Capitanich apuntó al gobernador Peppo y a sus funcionarios: "Estoy cansado de escuchar estupideces".

El dos veces gobernador: Jorge Milton Capitanich, desde la intendencia de Resistencia, le sugiere al Gobierno provincial alternativas para la construcción de viviendas para paliar el déficit habitacional.

Capitanich remarca que sus ocho años de gobierno rompieron todos los récords en materia de “soluciones habitacionales”. Sin embargo, recién a más de dos años de haber dejado la Gobernación, parecen surgirle ideas superadoras.

A través de las redes sociales difundió las alternativas que ideó.

Para Capitanich, “es necesario pensar alternativas diferentes con el objetivo de lograr un nuevo diseño de financiamiento que garantice la ejecución de soluciones habitacionales a mayor velocidad y con mejor impacto. El acceso al crédito es una condición clave, pero también la disponibilidad de terrenos aptos en las ciudades y pueblos de la provincia también limita el acceso al monto total requerido”.

Acto seguido, dice de dónde tienen que salir los recursos: el Nuevo Banco del Chaco y la coparticipación. Así, considera “adecuado pensar una estrategia compartida con financiamiento del NBCH por un monto de 4000 millones de pesos y disponer el financiamiento de 1000 millones de pesos proveniente de la coparticipación de recursos federales con afectación específica y la contrapartida financiera del recupero de las cuentas por cobrar derivadas de las cuotas de cumplimiento regular de adjudicatarios en proceso de titularización”.

“La estructura de financiamiento de 5.000 millones de pesos puede destinarse a financiar parte del terreno, subsidiar tasas de interés y articular un sistema de contratación de la construcción de obras e infraestructura con empresas y cooperativas conjuntamente con una red de proveedores de ladrillos, cemento, cal, arena, aberturas, sanitarios y demás bienes intermedios e insumos necesarios para la ejecución de las viviendas. El monto de 5.000 millones de pesos puede alcanzar a casi 5.000 viviendas que promovería una reactivación extraordinaria en la actividad económica creando no menos de 10.000 empleos formales en forma directa e indirecta”, completó.

El mensaje del intendente, presentado como un pensamiento en voz alta, suena como una “lección” para el gobernador Domingo Peppo. “Con creatividad, inteligencia y sentido común todo se puede”, remata sugestivamente.

El Caraguatá, un mal recuerdo

El último gran anuncio de Jorge Capitanich como gobernador, en materia de viviendas, fue el “desarrollo urbanístico Caraguatá”: un plan de 660 viviendas en el parque urbano Caraguatá, en la zona norte de Resistencia.

El plan fue anunciado el 8 de septiembre de 2015, 12 días antes de las elecciones gubernamentales. Inmediatamente se abrió la inscripción y el 16 de octubre, 9 días antes de las elecciones presidenciales, se realizó el sorteo que asignó las 660 viviendas entre 3961 familias habilitadas, de un total de 5513 inscriptas.

Capitanich prometió construir 220 de estas casas en tiempo récord y entregarlas antes de la finalización de su mandato.

Sin embargo, nada de eso pasó. Además, los adjudicatarios que reclamaban sus viviendas, descubrieron que no había pistas de gestión alguna, y después se supo que el proyecto era inviable, por los límites impuestos por la zonificación y los altos costos de la infraestructura.

El mega desarrollo urbanístico Caraguatá, la obra que nunca fue, el último gran anuncio de Capitanich como gobernador.

Comentarios

comentarios