Capitanich dio marcha atrás: no construirán la Iglesia Ortodoxa en la plazoleta Codutti

El intendente había cedido el terreno declarado patrimonio histórico provincial para la construcción de un templo. La protesta de los vecinos y las repercusiones del caso lo hicieron revisar la decisión.

2647
El intendente Capitanich cedió en diciembre la plazoleta Codutti a la Iglesia Ortodoxa, pero el traspaso quedará sin efecto.

El intendente de Resistencia, Jorge Capitanich, cedió a la Iglesia Cristiana Ortodoxa la plazoleta Codutti, de Pío XII 341, para la construcción de la sede central de la Comunidad Cristiana Ortodoxa de América del Sur.

El acto se formalizó en una ceremonia encabezada por el arzobispo de Cetinje y Metropolita de Montenegro: monseñor Amfilohije (Radovic), el obispo de Dioclea: monseñor Kirilo (Bojovic), vicario general de la Diócesis de Buenos Aires, Sur y Centro América del Patriarcado de Serbia, y el párroco Arcipreste Branko Stanisic, en la que se colocó la piedra fundamental del futuro templo.

En la oportunidad, Capitanich recibió la “medalla de oro San Pedro Segundo”, en reconocimiento a su labor realizada como gobernador e intendente de la ciudad.

Esta decisión del intendente generó la reacción de los vecinos que recalcaron que la plazoleta, como el pasaje y la chimenea del excomplejo industrial Codutti, habían sido donados por los sucesores de Félix y Enrique Codutti, a la comunidad para el uso público.

Además, en 2009, la Legislatura declaró “patrimonio histórico de la Provincia del Chaco” a estos espacios a través de la ley 6416, en la que se encomendó a la Municipalidad su custodia y conservación.

Sin embargo, con el traspaso de la plazoleta a esta congregación religiosa, desaparecieron los juegos infantiles y los espacios de estar y esparcimiento que el mismo Capitanich había mandado a construir en 2016, como parte de un plan para poner en valor el complejo Codutti.

Paradójicamente, según denuncian los vecinos, el convenio para ceder el terreno a la Iglesia Ortodoxa también se firmó en 2016 aunque recién se haya formalizado a fines de 2017.

La repercusión y el conflicto desatado obligó al intendente Capitanich a dar marcha atrás en su decisión de donar la plazoleta Codutti a la Iglesia Ortodoxa, y ésta será restituida a la comunidad.

La novedad aún no fue confirmada oficialmente, y tampoco se sabe dónde se construirá finalmente el edificio.

 

 

 

Comentarios

comentarios