Buscan a “Jona” Cáceres y Braian Morales por el doble crimen de la Alberdi

El jefe de la Policía dijo que los asesinos de Cristian González y Andrea Alasio fueron reconocidos por quienes viajaban en el Vento con las víctimas. La relación de Alasio con el narcomenudeo alienta la hipótesis del ajuste de cuentas.

19897
Familiares y amigos de las víctimas apuntan a Jonathan Cáceres y Braian Morales como los autores del doble crimen. La Policía los busca infructuosamente.

Cristian González, de 36 años, y Andrea Alasio, de 21, recibieron sendos disparos en la cabeza la mañana del domingo en la avenida Alberdi al 2600, en la zona sur de Resistencia, cuando circulaban en un Volkswagen Vento.

Ambos fueron auxiliados y trasladados en vehículos particulares hasta el hospital Perrando, donde él murió a poco de ingresar y ella, que fue intervenida quirúrgicamente el domingo, finalmente murió la mañana del lunes.

El jefe de la Policía: Ariel Acuña, dijo que con González y Alasio iban al menos otras tres personas, que fueron quienes los socorrieron en primera instancias, y pudieron reconocer a los atacantes que se movilizaban en moto, y serían los mismos sujetos con quienes las víctimas habían tenido un altercado instantes antes en un local bailable.

El fiscal Martín Bogado, que entiende en la causa, después confirmó que en realidad eran siete los ocupantes del vehículo. Y al describir la escena, el fiscal dijo que González iba sentado en el lugar del acompañante y Alasio sentada sobre él. Y que fueron atacados por esa ventanilla.

El comisario Acuña dijo al portal Diario Chaco que los autores de los disparos son “conocidos en el ambiente delictivo y del narcotráfico, y son intensamente buscados”. Y aunque no aportó mayores precisiones, trascendió que se trata de Jonathan Damián Cáceres, de 29 años, domiciliado en el barrio 120 Viviendas CGT, y Braian Jonathan Morales, de 24, del barrio Mujeres Argentinas.

Para los familiares y amigos de las víctimas, no hay dudas: ellos fueron los autores de los disparos, y lo hacen saber a través de las redes sociales.

El vínculo que, según el jefe de la Policía, los autores del doble crimen tendrían con el narcotráfico, abre la hipótesis del ajuste de cuentas, considerando que Andrea Alasio y su madre: Francisca Alasio, se encontraban detenidas en el marco de una causa por drogas, y que a ella le habían concedido la prisión domiciliaria para que pudiera cuidar a su pequeño hijo.

De todos modos, no se descartan otros móviles, ya que también se supo que uno de los buscados habría mantenido una relación sentimental con ella, y las personas que la acompañaban dicen que éste habría increpado a González en el boliche y que eso habría disparado el enfrentamiento.

Ahora, paralelamente, se instruyen otras actuaciones para determinar responsabilidades en el incumplimiento de las restricciones impuestas por la Justicia Federal a la prisión domiciliaria, ya que la joven salía de su casa en diferentes horarios y asistía a eventos en lugares públicos, y era habitué de varios pubs y boliches.

 

Comentarios

comentarios