Burlando y el “tema Lotería”

3197

El afamado abogado Fernando Burlando fue noticia el jueves. Su sola presencia causó un revuelo en sedes judiciales. Según él mismo dijo a la prensa, lo trajo una causa radicada en la Justicia de Familia, en la que representa a un empresario que reside en Buenos Aires, en sociedad con un abogado chaqueño.

Que Burlando se tome un vuelo sólo por eso, no lo creyó nadie, ya que desde primera hora se sabía que estaba en Resistencia y un periodista habituado a hacer causa común con los gobiernos anunció en las redes sociales que a las 13 daría una conferencia por el “tema Lotería”.

Al parecer el anuncio estuvo de más, y fue eliminado pero (el que guarda siempre tiene) ya era tarde, la novedad había corrido como reguero de pólvora.

De todos modos, la gente es mala y comenta que Burlando, vino a intentar salvar la ropa de los funcionarios de Lotería Chaqueña recientemente imputados por el fiscal Patricio Sabadini en la causa Lavado 1, por el pago de multimillonarias pautas publicitarias a empresas inexistentes, creadas “ad hoc”, o que jamás prestaron el servicio contratado.

El mediático abogado es exitoso y, como tal, caro. Pero ya se sabe que los funcionarios provinciales no escatiman en gastos. Ya quedó demostrado con la contratación de la también prestigiosa Valeria Corbacho, entre otros, apenas se supo del pedido de detención del ministro de Infraestructura y Servicios Públicos: Fabián Echezarreta.

Casualmente, unos días antes se había constituído como defensora del exsubsecretario de Políticas Comunicacionales: Paulo Buttice, detenido en la misma causa, y fue recibida en el aeropuerto y trasladada de un lugar a otro en una camioneta oficial de Infraestructura, chofer incluído, algo que el Gobierno aún no pudo explicar.

De todos modos, más allá de los rumores, es muy probable que el pobre Burlando se vea obligado a trabajar a brazo partido para costear su fiesta de boda, ya que, según su novia Barby Franco, patearon el casamiento para adelante porque la lista de invitados llegó a las cuatro cifras y no les daban los números.

Comentarios

comentarios