Brasil bailó a Argentina y se complica aún más la clasificación

La Selección perdió 3 a 0 con el pentacampeón en Belo Horizonte por los goles de Coutinho y Neymar y Paulinho en el complemento, por la fecha 11 de las Eliminatorias.

105

Los goles del conjunto dirigido por Tite fueron convertidos por Philippe Coutinho, Neymar, la gran figura del superclásico sudamericano, y Paulinho, en el cotejo que fue controlado por el chileno Julio Bascuñán.

El camino de la Argentina en las Eliminatorias encuentra obstáculos cada vez más grandes debido a un rendimiento flojo, colectivo e individual. El conjunto albiceleste está en el sexto puesto en la tabla de posiciones, con 16 puntos, lugar que mantuvo por el éxito de Perú como visitante ante Paraguay (15).

Argentina fue ampliamente superado, sin resolución y sin ideas. Messi tampoco encontró la solución y su vuelta no aportó nada, al contrario de lo que significó Neymar le para Brasil.

El astro brasileño tuvo socios en la cancha, y Messi, más allá de su actuación decepcionante, cuando levantó la cabeza no encontró a Ángel Di María, ni a Higuaín ni a Biglia.

El equipo de Edgardo Bauza, en la húmeda noche de Belo Horizonte, intentó ser protagonista, con el auxilio de Enzo Pérez y Javier Mascherano para equilibrar el mediocampo, pero la intención duró unos pocos minutos y solo le generó peligró al rival con un disparo de media distancia de Lucas Biglia a los 22 minutos.

En cuanto Brasil encontró espacios, lastimó a la Argentina. Con Neymar, armó un ataque peligroso, veloz y contundente.

Los goles de Coutinho, de brillante definición al ángulo tras quitarse con facilidad la marca de Nicolás Otamendi, y de Neymar, con una escapada a espaldas de toda la defensa en el pase de Gabriel Jesús, dieron cuenta de la diferencia entre los equipos, con Brasil mostrando pocos toques, pero sí una idea y decisión.

Brasil se agrandaba con la batuta de Neymar y la compañía en juego asociado de Dani Alves, Coutinho, Paulinho, Gabriel Jesús y Renato Augusto. Luego, los ingresos de Roberto Firmino y Douglas Costa, incluso aceleraron la diferencia en el juego.

La tercera conquista del “pentacampeón”, en los pies de Paulinho, dejó en ridículo al equipo que por entonces deambulaba perdido en la cancha.

El final fue triste para el seleccionado de Bauza que escuchó el “oleeeee” de la multitud que se dio cita en el Mineirao en una goleada que parece haber cicatrizado la gran herida del 7 a 1 ante Alemania en el último campeonato del mundo.

Lo que sigue para la Argentina, que lleva cuatro partidos sin éxitos, será ante Colombia, el próximo martes en San Juan, en otra prueba de fuego.

 

Comentarios

comentarios