Bolaño sobre el Perrando: Necesitamos camas, medicamentos, tecnología, personal…

1378
El director del hospital Perrando: Jiosé Bolaño, dejó el cargo. Se lo comunicó personalmente al Gobernador.

El director del hospital Perrando: José Bolaño, hizo una cruda descripción de la dramática situación que atraviesa el mayor centro asistencial de la región: “El hospital tiene severos problemas. La salud pública está en crisis, en estado de emergencia en toda la provincia y el Perrando no es la excepción”, dijo en Libertad, y consideró que “esta situación se agrava porque es el único centro de complejidad 8”.

Bolaño asumió la dirección en agosto de 2019, al final de la gestión de Domingo Peppo, y dijo que en ese momento la situación o era mucho mejor, y que el gobernador Jorge Capitanich está al tanto de todo porque él mismo lo guió en una visita.

Como ejemplo, contó que 4 de los 5 ascensores estaban en reparación pero debió clausurar el único que estaba en servicio porque no reunía las debidas condiciones de seguridad. “Desde entonces estoy esperando que se repare alguno”, graficó. Y para completar, la empresa contratada para eso suspendió todo por falta de pago.

Un mes después comenzó la reparación del sistema de acondicionadores centrales, pero la empresa contratada interrumpió el trabajo por falta de pago de los certificados. Por lo que la obra que tenía un plazo de 3 meses recién está a mitad de camino.

Con las tareas interrumpidas, debió inhabilitar 9 habitaciones en Clínica Médica y 7 en Terapia Intensiva porque al desmontar los aparatos de las losas surgieron fisuras por donde se cuela el agua de lluvia.

Sobre la falta de insumos y medicamentos Bolaño dijo que espera que se ponga en marcha el sistema centralizado desde donde se distribuirá a los hospitales, y que mientras debe hacer compras semanales, lo que repercute en la disponibilidad.

“El tubo del tomógrafo se rompió, lo mandamos a reparar pero no anduvo, y estamos esperanto que llegue el material que es importado. Mientras, tenemos que trasladar a los pacientes al Pediátrico en ambulancia”, agregó a la lista de falencias.

Paralelamente, la seguridad también está pendiendo de un hilo por la falta de pago del servicio adicional que presta la Policía que ya hizo el reclamo pertinente. “El jefe de la Policía me dijo que Seguridad Bancaria seguirá reforzando el destacamento hasta que podamos resolver la cuestión”, dijo Bolaño.

Intentando dar buenas noticias, contó que la semana pasada alguien donó una cama, gesto que agradeció pero lamentó: “No tenemos dónde ponerla. Porque al problema de la falta de camas hay que sumarle la falta de espacio”.

En este contexto, confía en poder amortiguar al menos momentáneamente la demanda con la ampliación del Servicio de Emergencia, cuya obra se inició recientemente, y que aportará 16 nuevas plazas.

Además, funcionarios de Infraestructura le informaron que esta semana liberarán pagos para las empresas encargadas de reparar los ascensores y el aire acondicionado: “Queremos contar con al menos un ascensor y con aire en Neonatología”, dijo para resumir las prioridades.

“No tenemos camas ni espacio, nos faltan insumos y medicamentos, infraestructura, tecnología y personal”, lamentó pasando en limpio. Pero destacó el enorme esfuerzo del recurso humano: “En estas condiciones sólo se puede prestar el servicio cuando se cuenta con los trabajadores que contamos nosotros, estoy muy orgulloso de ellos”, completó, pidió la mayor comprensión posible a la comunidad.

Comentarios

comentarios