Boca venció a River y se escapa en la punta: festejó recordando al fantasma de la B

El plantel xeneize celebró a lo grande el triunfo por 2 a 1. Primero lo hizo en el campo del estadio Monumental, con recordatoria del descenso. La euforia siguió en los vestuarios.

164
Boca se quedó con el Superclasico y sigue invicto en la Superliga.

Boca derrotó a River en el Monumental y le asestó otro golpe en la racha negativa de su clásico rival, mientras se consolida en la punta con puntaje ideal a 9 del segundo.

A los 38, Nacho Fernández fue a buscar con exagerada vehemencia una pelota que picaba en la medialuna del área, levantó la pierna, le clavó los tapones en el pecho al colombiano Cardona y Pitana lo echó. Cardona clavó el tiro libre en el ángulo para el 1 a 0.

A los 15 del segundo, un grosero error de Pitana que sancionó un codazo inexistente de Cardona contra Enzo Pérez y le mostró la roja al colombiano y dejó a los dos equipos con 10.

Y la igualdad que se palpitaba llegó a los 23 cuando Ponzio clavó desde afuera del área un remate contra el palo derecho de Rossi.

Cuando River estaba mejor que Boca, la cosa se dio vuelta. A los 27 minutos, Pablo Pérez metió un centro preciso desde la izquierda del ataque y el uruguayo Nández, en su primer Superclásico, metió una volea que encontró una floja respuesta de Lux y se transformó en el segundo gol de Boca.

Apenas Néstor Pitana decretó el final del encuentro, los jugadores de salieron disparados para reunirse en un costado del campo de juego y celebrar el 2-1 obtenido en el estadio Monumental.

No había hinchas con quienes celebrar, ya que sólo se encontraba el público local, pero esto no impidió los festejos que comenzaron en el mismo césped y terminaron en el vestuario visitante.

“Suben y bajan, suben y bajan, parecen ascensor”, fue uno de los cánticos que entonaron los jugadores de Boca, que le recordaron el paso por la Primera B Nacional al rival de toda la vida.

La alegría desbordaba en todos los futbolistas y al instante apareció la clásica canción: “Un minuto de sileeeeencio, para River que está muerto”.

Ya en la zona de camarines, Darío Benedetto compartió desde su cuenta de la red social más imágenes de la intimidad de los festejos

 

Comentarios

comentarios