Bajante: expectativa por leve repunte del Paraná y el dragado del riacho Barranqueras

662
Una barcaza granelera ingresó al puerto la tarde del viernes. Atrás, una pequeña draga opera sobre la isla Santa Rosa.

El río Paraná recuperó unos 34 centímetros en la última semana. Después de haber bajado hasta 1.87 en el puerto de Barranqueras el 4 de octubre, llegó a 2.19 este sábado y se muestra “estacionario”.

El repunte se debe a la apertura extraordinaria de las compuertas de Itaipú, pero se trata de quizás la última medida de este tipo, ya que la represa necesita recuperar nivel para no arriesgar la generación de energía.

La cota mínima de navegabilidad es de 2.40 metros, por lo que la situación continúa siendo crítica. No obstante, aún resentida, se observa alguna actividad en el complejo portuario que va desde la desembocadura hasta la ex Junta Nacional de Granos.

Para morigerar los efectos la bajante la Administración Provincial del Agua busca mejorar el perfil del canal, para lo que retomó el dragado, principalmente frente a los muelles de YPF en Barranqueras, y de Shell en Puerto Vilelas.

De este modo se pretende garantizar la operatividad de descarga de combustible y evitar el desabastecimiento, ya que el escaso calado impide el ingreso de las barcazas.

Como medida alternativa las compañías estaban operando con “media carga” o transfiriendo el combustible a barcazas más pequeñas, de menor calado, lo que encarece aún más el transporte, además del riesgo de accidentes y contaminación.

Mientras, el abastecimiento se realizan por tierra, pero la flota de camiones resulta insuficiente para cubrir la demanda de Chaco, Corrientes, Formosa, Misiones y parte de Salta y Santiago del Estero que se aprovisionan habitualmente desde estas plantas.

Comentarios

comentarios