Azula apuró a Peppo: No le da la cara para llamarme porque nunca tuvo una respuesta

La intendente de Barranqueras apuntó a la desidia de la APA y a la “política barata” por el abandono de las estaciones de bombeo de esa ciudad. “Ningún gobernador peronista se preocupó”, dijo.

2140
El Gobernador y el titular de la APA: Francisco Zisuela, se reunieron con la intendente de Puerto Tirol para atender la emergencia.

“Barranqueras está sufriendo las consecuencias de la política barata de los que creen que si me va bien nunca van a ganar Barranqueras. Les digo que con esta actitud tampoco van a ganar, aunque no sea yo la candidata”, dijo la intendente de Barranqueras: Alicia Azula, al analizar la situación de esa ciudad, en emergencia hidríca por las últimas lluvias.

El miércoles advirtió que planeaba abrir una brecha en el terraplén de defensa para que el agua drene hacia el riacho Barranqueras, ya que las estaciones de bombeo que dependen de la Administración Provincial del Agua no tenían bombas y las que estaban instaladas no funcionaban.

Funcionarios de ese organismo acusaron recibo de la amenaza y por la noche enviaron una bomba para instalar en las avenidas Gaboto y Asunción, pero un grupo de vecinos impide desde entonces el paso del camión exigiendo que el equipo sea destinado a la estación de Villa María Cristina, algo inviable por las características técnicas. Para resolver el conflicto, la APA prometió otra bomba para María Cristina pero aún no la envió.

“Nunca quise analizar la situación de Barranqueras desde el fantasma político, pero la verdad es que los gobernadores peronistas nunca me dieron respuesta”, dijo Azula, y apuntó a la “desidia” de la APA por el estado de las estaciones de bombeo. “No me saco el lazo, quizás debí amenazar antes con abrir la defensa, así se preocupaban un poco”, analizó, sin descartar esa posibilidad.

Además, la intendente dijo haberse enterado por los medios del regreso del gobernador Domingo Peppo tras la declaración de la emergencia hídrica.

“No sé si vino, porque todavía no me llamó. Creo que a Peppo no le da la cara para llamarme, porque siempre me invita a todas las reuniones del plan de defensa, pero en la precisa el Gobierno nunca está”, le chantó. Y diferenció esta actitud de la del vicegobernador Daniel Capitanich, que cuando estuvo a cargo del Poder Ejecutivo, “en la medida de la emergencia, trató de contactarse, fue expeditivo y habilitó lugares para albergar a la gente inundada”.

En el mismo tono reprochó: “No pueden resolver un piquete. Nadie vino a explicarle a la gente por qué la bomba que está varada es para Gaboto y Asunción, y no para María Cristina. No quiero pensar que no quieren instalarla. Lo concreto es que la bomba está parada desde hace diez horas y se está perjudicando a mucha gente”.

Finalmente, advirtió que “si la situación se mantiene y no hay una solución, todo Barranqueras tendrá que evacuarse hacia Resistencia porque no va a quedar ningún lugar seco”.

Comentarios

comentarios