Un avión “copado” y algo más: qué pidió Capitanich para enfrentar a River en Mendoza

“La participación de Sarmiento nunca estuvo en duda”, afirmó el presidente del Club e intendente de Resistencia dejando atrás la polémica desatada por su vice Gerardo Escobar, reflejada en los medios nacionales.

5029
Capitanich exigió para Sarmiento un avión idéntico al de River | Pato Gómez

El intendente de Resistencia y presidente de la Comisión Directiva del Club Atlético Sarmiento, puso blanco sobre negro en la polémica desatada por la exprés programación del partido de cuartos de final de la Copa Argentina contra River en Mendoza.

Todo comenzó cuando River solicitó que se jugara este mismo domingo, ya que tendrá todo el fin de semana libre por la apertura de los Juegos Olímpicos de la Juventud Buenos Aires 2018. Y, además, el domingo por la noche varias de sus figuras abandonarán el plantel para sumarse a las selecciones Argentina y Colombia para la fecha Fifa.

El planteo sorprendió y enfureció al vicepresidente Gerardo Escobar que rápidamente amenazó con no jugar el partido y disparó contra la AFA por ceder a las presiones de los equipos grandes en desmedro de los pequeños, del ascenso y/o del interior.

Mientras, Capitanich ya avanzaba en las gestiones con la organización de la Copa Argentina. Alex Ganly lo llamó a primera hora del miércoles, después del triunfo de Sarmiento frente a Rafaela en Paraná, para ponerlo al tanto de la propuesta de River.

La sede sería Mendoza, no había demasiadas alternativas ya que las otras dos opciones fueron descartadas: Formosa por falta de plazas hoteleras por la ocupación que generó otro evento en esa ciudad, y Córdoba porque el estadio Mario Alberto Kempes era escenario de un recital.

Tomando en cuenta que en menos de un mes Sarmiento había viajado más de 7 mil kilómetros para cumplir con el torneo, Capitanich aprovechó para exigir condiciones y poner al Decano en pie de igualdad nada menos que con el Millonario. “Básicamente, pedí tres cosas”, dijo:

Que se reprogramen los compromisos previo y posterior de Sarmiento en el Federal A: así, el superclásico de este sábado con For Ever pasó para el lunes 15 y el del miércoles con Crucero del Norte se jugará el jueves.

Que se agilice el pago de premios que habitualmente demora 15 días. Entonces la organización depositó los 1.310.000 pesos ganados el martes en Paraná y el Club pagó inmediatamente los premios al plantel.

Y que Sarmiento cuente con la misma logística y hotelería que River: vuelo chárter, hotelería de primer nivel, y traslado al estadio. Por eso la delegación se alojará en el Sheraton y finalmente, tras rechazar un turbohélice, Sarmiento viajará en un avión idéntico al del Millonario: turbinas y 46 asientos.

“Se dio una serie de circunstancias que nos convenía”, resumió, y destacó: “La organización es impecable, la terna arbitral fue designada como corresponde. Pero a su vez es necesario advertir que participamos en este evento porque somos víctima de nuestro propio éxito. Este partido el sueño de muchos jugadores, tanto que ellos hubieran jugado el mismo día”, describió.

“Nadie puede dimensionar aún que faltan tres fechas para ganar la Copa Argentina  e ir a la Libertadores. Somos el único club del ascenso que llegó tan lejos en este torneo y creo que esto no pasó en ninguna de las ediciones”, celebró, y no se achicó: “Sabemos lo que es River, pero nuestros jugadores tienen una motivación extraordinaria”.

De paso, les pasó factura a los hinchas que protestaron con un banderazo en la avenida Alvear, frente al estadio Centenario, cuestionando a los dirigentes por el día y lugar del partido y exigiendo que éste se posponga (o un aporte para llegar a Mendoza). “Algunos tiene un raro entusiasmo por seguir al equipo largas distancias, pero cuando jugamos acá no van a la cancha, ni de local”, les chantó.

Garly cumplió y el chárter fue a bordo del Lima Víctor Golf India Hotel, un Bombardier CRJ-100 de la compañía SkyEst, ex Sol. Y Sarmiento ya está en Mendoza.

Un jet de 46 plazas. El avión que la organización de la Copa Argentina envió a Sarmiento.

Comentarios

comentarios