AUDIO | Ledesma y su autoculto: El Gobernador estaba al tanto y lo autorizó

353
El pastor Jorge Ledesma dijo que no hizo nada "fuera de reglamento" y que incluso añadió recaudos de bioseguridad en su autoculto del domingo de Pentecostés.

El pastor Jorge Ledesma, líder de la Iglesia Cristiana Internacional se puso en el centro de la escena al ser el primero en reiniciar los cultos en plena cuarentena, aprovechando la modalidad “autoevento” habilitada por la Municipalidad de Resistencia.

Ledesma celebró 2 “autocultos” el Día de Pentecostés en la playa de estacionamiento de su mega templo Portal del Cielo, en la zona sur de la capital, pero lo hizo el domingo, único día vedado para actividades y movilidad no exceptuadas, y además permitió el ingreso de personas en motocicletas y a pie.

Esta conjunción de flexibilidades generó una ola de repudio en la sociedad y muchos funcionarios buscaron rápidamente deslindar su responsabilidad y tomar distancia de la situación, aunque el pastor agradeció en las redes sociales al intendente Gustavo Martínez y al gobernador Jorge Capitanich por el aval.

El presidente del Concejo Municipal: Agustín Romero, dijo que el evento no estaba autorizado y que la ordenanza que creó los autoeventos lo hizo en el marco de la Fase 4 de la cuarentena, por lo que perdió efecto cuando el Gobernador decidió retrotraer las restricciones a Fase 3.

Y el ministro de Gobierno: Juan Manuel Chapo, negó cualquier intervención de la Provincia en la habilitación del autoculto de Pentecostés, y descargó toda la responsabilidad en la Municipalidad. Sin embargo, el propio Jorge Ledesma lo desmintió.

“No sé a qué se habrá referido el ministro, porque hablamos personalmente con él unos días antes y no nos dijo nada al respecto”, dijo el pastor, entrevistado en Contacto Inicial este martes en radio Atlantis. “Si se refería a los autocultos, nosotros siempre estuvimos dentro de lo reglamentado por la Municipalidad”, agregó.

“El gobernador Capitanich estaba al tanto y dijo que podíamos hacerlo”, completó Ledesma, que interpretó que la visión de Chapo pudo ser el resultado de alguna desinteligencia en la comunicación “interna”.

Según contó, fue Capitanich quien se comunicó con el intendente y “estuvieron de acuerdo”.  “Lo hablamos un viernes y quizás no había tanta gente en las oficinas”, analizó sobre lo que interpretó como un malentendido administrativo. “Lo cierto es que teníamos la autorización del Gobernador”, remató.

Comentarios

comentarios