Arresto domiciliario y brazalete electrónico para el opositor venezolano Leopoldo López 

El líder político estuvo tres años y cinco meses confinado en la cárcel militar de Ramo Verde. "Es un cambio de rumbo que significa mucho para el país", dijo su padre, Leopoldo López Gil.

485
Leopoldo López, uno de los líderes de la oposición al chavismo, ya está en su casa.

Leopoldo López ya está en su casa, pero no en libertad plena. El preso político más emblemático del chavismo fue trasladado de madrugada hasta su vivienda en Caracas, en donde permanecerá en prisión domiciliaria, tras otorgarle una medida humanitaria el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ).

Atrás quedan tres años y cinco meses confinado en la cárcel militar de Ramo Verde, tras ser condenado a casi 14 años de cárcel por asociación para delinquir y daños a la propiedad tras los incidentes violentos producidos en una marcha de estudiantes en la capital.

Precisamente ayer su mujer, Lilian Tintori, pudo visitarle un mes después de su anterior visita, un periodo durante el cual el mismo preso gritó desde su celda, y así fue captado en un vídeo, que le estaban torturando.

López permanece con su familia y con amigos muy cercanos, disfrutando de una libertad relativa. A las afueras de su domicilio se concentran medios de información y seguidores, sorprendidos todavía por el traslado.

Su padre, Leopoldo López Gil, confirmó desde España, donde se encuentra exiliado, que su hijo porta un brazalete electrónico. “Es un cambio de rumbo que significa mucho para el país”, resumió ante la sorprendente iniciativa tomada por el madurismo en medio de la represión contra la ola de protestas que hoy cumplen 99 días.

Lo más llamativo de la ponencia del TSJ que decreta casa por cárcel a López es que está redactada por el propio Maikel Moreno, su presidente. “En virtud de que existían serios señalamientos de irregularidades sobre la distribución del expediente a un Tribunal de Ejecución, asimismo y en virtud de información recibida sobre la situación de salud del dirigente político, el magistrado ponente considera ajustado a derecho otorgar una medida humanitaria a López”, señala la ponencia, puesta en práctica de madrugada.

La realidad es que la libertad de López se negociaba desde hace meses, con el ex presidente de gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero convertido en el mediador entre ambas partes.

“Nos da gran alegría que Leopoldo López esté en su casa con su familia. ¡Tiene que darse su libertad plena como a todos los presos políticos!”, afirmó el gobernador Henrique Capriles en sus redes sociales.

 

Comentarios

comentarios