Árboles peligrosos en Resistencia: la Municipalidad en vez de talarlos coloca cartelitos

La imagen de un hombrecito a punto de ser aplastado por un árbol es la advertencia que comenzó a colocarse junto a grandes árboles con problemas de estabilidad o con patologías fitosanitarias.

872
Muy gráfico. La advertencia sobre el peligro que representan ciertos árboles en pleno microcentro de Resistencia.

En abril pasado, el intendente de Resistencia: Jorge Capitanich, y el secretario de Ambiente de la Municipalidad: Luis Casas, anunciaron la conclusión del censo de arbolado urbano: hay 43272 ejemplares, de los cuales el 82 por ciento son árboles y el resto palmeras.

Dentro de los objetivos del censo estaba identificar las especies para describir un corredor turístico que permita conocerlas y poder disfrutar de sus flores.

Pero lo más importante era conocer el estado estructural y fitosanitario de los árboles, teniendo en cuenta que hay una gran cantidad de ejemplares antiguos, prácticamente históricos, y muchos de ellos se encuentran desaplomados y corren riesgos de derrumbarse. Además de otros que, producto del volumen y la extensión de sus raíces producen soterramientos y dañan las edificaciones.

Aquel día, Casas explicó que el plan contemplaba la señalización para determinar un “corredor de árboles peligrosos”, para que la gente tome medidas en pos de su seguridad, principalmente en días de fuertes vientos y tormentas como las que en los últimos años arrancaron a tantos de cuajo.

En los últimos días comenzaron a aparecer insólitos cartelítos: “Árboles peligrosos”, al pie, justamente, de los árboles peligrosos. El mensaje es sumamente gráfico: un hombrecito a punto de ser aplastado por un árbol.

Esto, lejos de tranquilizar a los vecinos, los preocupó mucho más, ya que antes dudaban de la estabilidad de los árboles en sus veredas pero ahora tienen la certeza de que no tienen estabilidad.

No son pocos los contribuyentes que plantearon formalmente su temor ante la Municipalidad y solicitaron que sean retirados antes de lamentar una tragedia, pero como respuesta recibieron una negativa y la advertencia de las sanciones que podrían corresponderle si lo hicieran por cuenta propia.

En su función de garantizar el bienestar de los vecinos, estos esperan que la Municipalidad recupere todos los árboles posibles, y extraiga aquellos considerados “peligrosos”. Porque se puede elegir dónde estacionar un auto para que no sea aplastado, pero no se puede trasladar una casa, además de clausurar todas las actividades los días de tormenta o lluvias copiosas.

El otro extremo

También en abril, la Municipalidad arrancó dos árboles en la avenida Sarmiento y la calle Don Bosco, alegando que estaban “enfermos” y representaban un peligro para los transeúntes, a pesar de que eran relativamente jóvenes y muy poco frondosos.

Entonces, los argumentos oficiales no convencieron, ya que todos asociaron la decisión de talarlos a cierto interés particular del propietario de un comercio que, casualmente, se inauguró en esa esquina en esos días.

El secretario de Ambiente: Luis Casas, propuso un “corredor de árboles peligrosos”. Los vecinos reclaman que sean talados antes de lamentar una tragedia.

Comentarios

comentarios