Aplastante ventaja de Alberto y Kicillof sobre Macri y Vidal

La fórmula Fernández-Fernández superó los 47 puntos y con una diferencia de más de 15 puntos sobre Macri-Pichetto. El Frente de Todos trabaja para afianzarse y ganar en primera vuelta.

376
Ya la noche del domingo Alberto Fernández comenzó a trabajar en la consolidación del resultado y la ventaja sobre Macri.

Con el 98,67 por ciento de las mesas escrutadas de las primarias abiertas, simultáneas y obligatorias nacionales, el opositor Frente de Todos obtuvo una abrumadora ventaja sobre el frente Juntos por el Cambio del presidente Mauricio Macri a nivel nacional y en distritos clave como el de la provincia de Buenos Aires.

Cuando las encuestas hablaban de una diferencia de alrededor de los 5 puntos, ésta fue de más de 15. La fórmula Alberto Fernández-Cristina Fernández obtuvo el 47,65 por ciento de los votos, mientras la oficialista Mauricio Macri-Miguel Ángel Pichetto llegó al 32,08.

“Hemos hecho una mala elección. Duele no tener el respaldo esperado, pero vamos a trabajar para conseguirlo en octubre”, dijo Macri al reconocerse sorprendido.

La preocupación del Gobierno pasa ahora no sólo por acortar la ventaja que separa a Macri de Fernández, sino también por drenarle votos, ya que el Frente de Todos alcanzó los dos requisitos impuestos para imponerse en primera vuelta: por un lado superó los 45 puntos, y por el otro, para el caso en que no superara ese límite, consiguió una ventaja mayor a los 10.

En la provincia de Buenos Aires, donde el oficialismo jugaba su carta más fuerte con la reelección de María Eugenia Vidal, recibió un revés aún más rotundo: el candidato del Frente de Todos, Axel Kicillof, obtuvo el 49,34 por ciento contra el 32,56 de la gobernadora.

Paralelamente, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires el Gobierno recibió un aliento: el jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, se impuso al candidato del Frente de Todos, Matías Lammens, por 46,48 por ciento a 31,96.

Tanto en la Provincia como en la Ciudad de Buenos Aires, a fórmula presidencial de Juntos por el Cambio obtuvo menos votos que sus candidatos locales, lo que indica un corte de boleta de algo más de un punto.

 

 

Comentarios

comentarios