Alcoholemia y tránsito: así escapa del control un motociclista

1004
Un número asombroso de motociclistas evita los controles o escapa a cualquier costo.

Las maniobras de evasión de los controles de alcoholemia son cada vez más habituales y se cuentan por decenas en cada operativo como los que realiza la Municipalidad de Resistencia, con el apoyo de la Policía y la colaboración de voluntarios de Padres en la Ruta.

La gran mayoría cambia el rumbo en la esquina previa, pero otros, más distraídos, se percatan del “obstáculo” cuando ya no tienen más alternativa que enfrentarlo. Ese es el momento cuando los desaprensivos conductores asumen una conducta aún más irresponsable.

Aunque hay casos de automovilistas que emprendieron el retorno a contramano por una o dos cuadras, los más escurridizos son los motociclistas, gracias a las versátiles prestaciones de ese tipo de vehículos que les permiten frenar y girar en U para escapar por la vereda.

En muchas oportunidades, no sólo concatenan maniobras peligrosas conducen por la vereda a alta velocidad, sino que, en el apuro, también escapan a contramano ya sea por la desorientación o como estrategia para evitar una eventual persecución policial.

Al peligro generado por la improvisada evasiva, hay que adicionarle que estos conductores buscan evitar el control de Tránsito y alcoholemia, de lo que puede deducirse que están ebrios o sus vehículos no reúnen las normas de seguridad, no cuentan con la documentación obligatoria.

Comentarios

comentarios